Empresario señalado de estar detrás de Plus Ultra, admite reunión con Delcy Rodríguez
Camilo Ibrahim Issa, venezolano-libanés, se reunió en septiembre de 2018 con Delcy Rodríguez y Tarek El Aissami

El magnate venezolano-libanés Camilo Ibrahim Issa, quien es señalado como principal nexo entre Plus Ultra y funcionarios chavistas, admitió haberse reunido con Delcy Rodríguez y Tarek El Aissami, quien es buscado por EEUU por tráfico de drogas desde el año 2017.

En un comunicado enviado a un medio local, Issa sostiene que nunca ha tenido conversaciones con funcionarios de la dictadura venezolana.

Sin embargo, añade que en septiembre de 2018, como miembro del Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (Conapri), mantuvo un encuentro con la vicepresidente del régimen Delcy Rodríguez y con Tarek El Aissami, ministro de Industria y Comercio en aquel momento.

De acuerdo con el texto, el magnate asegura que en la reunión se trataron los temas acerca de una apertura económica con más margen de maniobra para la empresa privada y  la liberación de más de 20 gerentes de la cadena de Supermercados Excélsior Gama.

El medio español Vozpópuli resaltó que este encuentro surgió luego de que la entonces Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, hoy perseguida por el chavismo, acusara al socio de Issa, Roberto Reyes, de supuestamente formar  parte de la trama de corrupción de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

En el escrito, el magnate venezolano-libanés también niega cualquier vinculación con la controvertida aerolínea rescatada por el Gobierno español con 53 millones de euros, Plus Ultra.

A pesar de que Issa niega haber tenido conversaciones acerca de la aerolínea, así como vinculación alguna con Plus Ultra, sus amigos  Rodolfo Reyes Rojas y Raif El Arigie Harbie encabezan la trama que cuenta con el 57% de la compañía ligada a la dictadura.