El Congreso de Chile permanece bajo el control de la ex Alianza y la ex Concertación: Así quedaron las bancas

A pesar del enorme triunfo de los “extremos” de Kast y Boric, a nivel legislativo el pueblo chileno volvió a optar por el establishment de los piñeristas y la democracia cristiana.

Por Redacción TLP

Este domingo, los chilenos asistieron a las urnas en tal vez la elección presidencial más importante de su historia. El triunfo lo selló el derechista José Antonio Kast, quien deberá enfrentarse ahora al comunista Gabriel Boric en ballotage el 19 de diciembre.

Pero más allá del resultado presidencial, los chilenos en todos los rincones del país votaron por renovar la totalidad de la Cámara de Diputados, y 27 senadores correspondientes a las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana De Santiago, O’Higgins, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes, completando así la renovación total del Senado, prevista por la reforma de 2015 que aumentó los escaños senatoriales de 38 a 50.

A diferencia de la elección a presidente, donde los dos candidatos más outsider y antisistema se llevaron el podio, a nivel legislativo dominaron las históricas coaliciones de centroderecha y centroizquierdaChile Podemos Más (ex Alianza ex Chile Vamos) y Nuevo Pacto Social (ex Concertación) respectivamente.

La coalición oficialista de Piñera obtuvo 53 bancas en Diputados (de un total de 155), mientras que los socialdemócratas obtuvieron 37. El partido de Boric, Apruebo Dignidad, de extrema izquierda comunista, alcanzó las 37 bancas también.

Por su parte, el Frente Social Cristiano, de José Antonio Kast, que no tenía la estructura para dar la pelea en todos los distritos del país, obtuvo excelentes resultados donde sí se presentó, y logró 15 bancas en la Cámara Baja.

Por último, el Partido de la Gente, la agrupación del libertario antisistema Franco Parisi ganó 6 bancas, mientras que los izquierdistas Dignidad Ahora y Partido Ecologista Verde ganaron 3 y 2 respectivamente. El centrista Independientes Unidos ganó 1. La última la ganó Carlos Bianchi, un independiente que no cerró con Independientes Unidos.

En porcentajes de votos, para el segmento legislativo, Chile Podemos Más obtuvo el 34,2% de los votos, Nuevo Pacto Social 24%, Apruebo Dignidad 23,9%, el Frente Social Cristiano el 9,7% y el Partido de la Gente el 3,9%.

La bancada de “centroderecha” (Chile Podemos Más + Frente Social Cristiano y Partido de la Gente) acumula un total de 74 bancas, quedandose a 4 de las 78 necesarias para la mayoría propia.

Por su parte, la extrema izquierda asociada al estallido social del 2019 logró una representación total de 42 bancas (Apruebo Dignidad, Dignidad Ahora y Partido Ecologista Verde).

Será una incógnita cómo votarán los legisladores del Nuevo Pacto Social, que con sus 37 bancas decidirán qué leyes se aprueban y cuáles no, algo que ya venía siendo una realidad con la actual composición, en la que el voto negativo de algunos miembros de esta coalición evitó el cuarto retiro de las AFP y el juicio político al presidente Piñera.

En el Senado, la situación quedó incluso más en favor de los partidos del establishment chileno. Chile Podemos Más se quedó con 12 bancas, Nuevo Pacto Social con 8, Apruebo Dignidad con 4 y el Frente Social Cristiano solo con 1.

En porcentajes de votos, para el segmento legislativo, Chile Podemos Más arrasó con el 48% de los votos, Nuevo Pacto Social alcanzó el 36%, Apruebo Dignidad 10%, candidatos independientes acumularon 4% y el Frente Social Cristiano únicamente 2%.

La única banca que logró el partido de Kast para el Senado corresponde a Rojo Edwards, uno de los dirigentes republicanos más cercanos al candidato a presidente y uno de los autores del programa de gobierno.

Deja un Comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

TE PODRÍA INTERESAR