EEUU: Médico tendrá que testificar bajo juramento por experimentos en China con virus SARS

Si el SARS saliera del laboratorio, podría matar a 50 millones de personas, por lo que sería más mortal que el COVID-19
Fauci tendrá que testificar bajo juramento por experimentos con virus SARS

Mientras el mundo procesa el informe del servicio de inteligencia de EEUU que arroja datos reveladores y que confirmaría que el COVID-19 salió de un laboratorio, otra información salió a la luz: El experimento con el virus mortal SARS, en China, por lo que tendrá que testificar bajo juramento el médico en jefe de la Casa Blanca, Anthony Fauci, por presuntos financiamientos para realizar estos atroces ensayos.

El senador Rand Paul advirtió a los medios locales que el laboratorio de Wuhan está experimentando con el virus del SARS, que según él es “15 veces más mortal que el COVID-19“.

Aseguró que los fondos enviados al Instituto de Virología de Wuhan para luchar contra el virus fueron usados para los experimentos.

Un día antes, Fauci, quien también es director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), admitió ante al subcomité de Asignaciones de la Cámara de Representantes que el financiamiento sí se entregó al laboratorio chino a través de la EcoHealth Alliance.

Sin embargo, sostuvo que era para apoyar “una colaboración modesta con científicos chinos muy respetables que eran expertos mundiales en coronavirus“.

Una afirmación que niega el senador, ya que de acuerdo a sus declaraciones basadas en estudios, el especialista estadounidense le mintió a la nación.

Tomó un virus del SARS, que es un coronavirus, que es 15 veces más mortal que el COVID, y le agregó proteína S, que es algo en la superficie, para que sea más fácilmente infeccioso para las células epiteliales del sistema respiratorio. tracto. Eso, para mí, es ganancia de función”, le dijo Paul a la prensa local.

Por ello, resaltó que Fauci debería parar sus investigaciones sobre el origen del coronavirus, cuando está, al parecer, involucrado en financiamientos irregulares en el laboratorio chino de Wuhan.

A raíz de este escándalo, el gobierno de los EEUU le pidió a la OMS investigar sobre la sospecha de los experimentos con el SARS; pero el organismo aún no lo hace.

El COVID-19 mata al 1%, son 3 millones de personas, más de 3 millones de personas. Si el SARS saliera del laboratorio, podrían ser 50 millones de personas”, exhortó Paul.