EEUU advierte que Medio Oriente debe reconocer a Israel

Pese a que se aprobó el cese al fuego entre Israel y el grupo terrorista Hamás, este viernes estalló de nuevo el conflicto en la ciudad mixta de Jerusalén, por lo que el presidente de EEUU, Joe Biden, advirtió que “hasta que la región no reconozca el derecho de Israel a existir, no habrá paz”.

Los enfrentamientos que preocuparon a la comunidad internacional se llevaron a cabo entre los árabes israelíes y fuerzas de seguridad en la Explanada de las Mezquitas, ubicada en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Por ello, Biden insistió en detener la violencia en la ciudad mixta entre israelíes y palestinos, debido a que podría ser el detonante para una nueva ola de enfrentamientos que acabaría con la reciente tregua en el conflicto.

Pienso que es muy importante que en Jerusalén se detenga esta violencia entre comunidades, entre los extremistas de los dos lados, debe detenerse, dijo Biden en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Durante el conflicto de 11 días en la región, la nación estadounidense medió para el cese al fuego.

Fuentes oficiales de la Casa Blanca informaron que se realizaron alrededor de 60 reuniones de alto nivel durante los ataques, y en aras de establecer la paz en la región, el secretario de Estado de los EEUU, Antony Blinken, se reunirá en los próximos días con autoridades israelíes.

Blinken también sostendrá reuniones con personeros palestinos y regionales “para discutir los esfuerzos de recuperación y el trabajo conjunto para construir un mejor futuro para israelíes y palestinos”.

Inicios de una violencia sin precedentes

Tras varias semanas de una tensa calma en la ciudad mixta de Jerusalén, el choque de celebraciones religiosas de musulmanes y judíos terminaron en enfrentamientos entre ambas partes el pasado lunes 10 de mayo, por lo que tuvo que intervenir la Policía local. El saldo fue más de 60 palestinos heridos.

Los palestinos fueron respaldados por el grupo terrorista Hamás, que controla Palestina bajo opresión y terror. Esta organización comenzó los inesperados ataques contra Israel.

Hamás lanzó unos 4.000 cohetes y tres drones explosivos en dos semanas contra Israel, desde donde pudieron interceptar más del 90% gracias a su escudo antimisiles, porque de lo contrario prácticamente hubiesen exterminado a la población judía.

Israel respondió en legítima defensa con cientos de ataques aéreos y con artillería sobre objetivos precisos de los extremistas en Gaza.