vacunas contra el COVID-19 en Venezuela

La dictadura de Venezuela actúa sin piedad contra quienes no están inscritos en sus programas populistas que solo disfrazan su corrupción.

Las vacunas contra el COVID-19 solo benefician a los inscritos en una base de datos de la dictadura denominada “Sistema Patria“, además de su cúpula chavista, dejando a un lado a miles de venezolanos que no se arrodillan a su mecanismo de control de la sociedad.

Sin embargo, los venezolanos que aún persisten en el país y que no han salido por una u otras razones, no se escaparán del control del chavismo, el cual los obligará a inscribirse en la plataforma del Ministerio de Salud del régimen, donde tendrán que llenar una planilla y dar todos sus datos para que puedan ser seleccionados para la vacuna contra el COVID-19.

La dictadura no tiene límites y las vacunas que solo han llegado al país caribeño son las fórmulas de países como China y Rusia, aliados del tirano, es decir, la Sinopharm y la Sputnik V.

Nicolás Maduro no ha emitido cifras oficiales sobre la cantidad de ciudadanos vacunados ni ha respondido a las solicitudes de información.

Las autoridades chavistas alardean de que han llegado 3,2 millones de vacunas, entre rusas y chinas, fórmulas que no están aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y solo la china recibió aval por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, la ONG Transparencia Venezuela reseñó que se conoce que solo han llegado 880.000 dosis, de las cuales 380.000 son Sputnik-V y 500.000 Sinopharm.

Esa cantidad alcanzaría para 440.000 personas por tratarse de vacunas de dos dosis, es decir, serviría para 1,5% de la población.

Se conoció por la prensa chavista que el domingo 30 de este mes arribaron al país otras 500.000 vacunas Sputnik V que no cubre ni el 2% de una población de al menos 30 millones de habitantes.

Este fin de semana el régimen anunció una jornada de vacunación “masiva”, pero las cifras de organizaciones internacionales reflejan la realidad.

Hasta hace unas semanas Venezuela solo tenía 230.000 dosis administradas, una cifra que coloca el sistema de vacunación del país entre las naciones más pobres del mundo, por debajo está Uganda y Túnez.