examen preliminar de la CPI sobre Venezuela

La dictadura de Nicolás Maduro tiene otra razón para no dormir: El examen preliminar de la Corte Penal Internacional (CPI).

El examen de la máxima corte de La Haya se conocerá en los próximos días cuando se definirá si se dará luz verde para el inicio de una investigación contra el régimen por los señalamientos de crímenes de lesa humanidad ocurridos en el estallido social contra Maduro en 2017.

La fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda, había informado que la evaluación sobre Venezuela se tenía previsto concluir en el primer semestre de 2021.

Como se recordará, la CPI emitió un informe el pasado diciembre de 2020, donde se concluyó que los organismos de seguridad del régimen de Maduro habrían cometido crímenes de lesa humanidad, que incluyen tortura, violación, abusos sexuales, persecución política y encarcelamientos ilegales.

Existe fundamento razonable para creer que se cometieron crímenes, de competencia de la Corte, en Venezuela desde al menos abril de 2017″, señala aquel informe.

A partir de esas conclusiones se abrió paso para una nueva fase del examen preliminar que estudia conocer a los perpetradores directos para realizar las investigaciones pertinentes por parte de los jueces.

Las decisiones se tomaron en La Haya luego de que un grupo de países que forman parte del Estatuto de Roma demostraron con testimonios escalofriantes, los abusos y crímenes atroces que revelaron el verdadero rostro diabólico del chavismo.

La representante diplomática del gobierno interino de Juan Guaidó ante Andorra, Carmen Alguindigue, abogada venezolana acreditada ante la CPI, en una entrevista concedida al medio digital El Diario, explicó que “a partir del momento en que se abra la investigación, iniciarán las detenciones y congelación de cuentas de los investigados. Una manera de garantizar la indemnización a las víctimas”.