Detenido extorsionador peruano que asesinó a migrante venezolano

Detenido extorsionador peruano que asesinó a migrante venezolano

En el video viralizado en Internet se aprecia cómo Óscar Narro, alias Caracortada, asesina vilmente al venezolano Orlando Abreu. Ahora dice que todo fue efectos de las drogas
El asesino del migrante venezolano podría ser condenado a cadena perpetua

Óscar Narro, el extorsionador que asesinó la semana pasada al migrante venezolano Orlando Abreu, fue detenido en Perú y podría recibir cadena perpetua por su crimen.

Este “Caracortada” peruano, distante del Scarface hollywoodense de Al Pacino y Martin Scorsese, al momento de su detención se encontraba compartiendo con cuatro mujeres e intentó enfrentarse a la policía con un arma blanca.

Narro tuvo que ser sometido, incautándosele un morral azul contentivo de aproximadamente 0.120 gramos de marihuana y cincuenta paquetes con pasta básica de cocaína.

Venezolanos como víctimas de la violencia

La violencia contra los migrantes venezolanos en Perú se ha hecho cotidiana. Una inexplicable saña a la cual el comerciante venezolano Orlando Abreu no pudo escapar, mientras el arma de Caracortada se encasquillaba una y otra vez.

El arma escupió dos balas mortales sobre la humanidad del joven venezolano que solo buscaba una vida mejor, algo que ahora es imposible construir en una Venezuela de grandes riquezas naturales, pero sumida en la más extrema pobreza por una feroz dictadura que ha llevado al exilio a más de cinco millones de venezolanos.

Cuando la esperanza es un sitio

Orlando Abreu tenía 26 años de edad y se dedicaba a vender aretes y joyería de fantasía en inmediaciones del mercado Ex-Mayorista de Trujillo.

Después de su asesinato, “Caracortada” huyó y permanecía oculto hasta que este domingo la policía dio con su paradero en el sector Manuel Arévalo del distrito La Esperanza.

linea amarilla

De caracortada a cara de víctima

No deja de llamar la atención el rostro tranquilo de Óscar “Caracortada” Narro. El delincuente, reincidente ya que estuvo años atrás recluido en el penal El Milagro, fue trasladado ahora al Complejo Policial Alcides Vigo de San Andrés, en donde luego de su juicio transcurrirán otros años más de su desperdiciada vida.