Cubanos se siguen lanzando al mar en busca de libertad

El pasado lunes la Guardia Costera de EEUU regresó a la isla caribeña un total de 17 personas que trataban de huir de la dictadura
El pasado lunes la Guardia Costera de EEUU regresó a la isla caribeña un total de 17 personas que trataban de huir de la dictadura

Cada año se triplica la cifra de cubanos que huyen de las políticas dictatoriales del régimen castrista. Las familias prefieren arriesgar sus vidas y se lanzan al mar en busca de la libertad que desde hace más de medio siglo no existe en la isla caribeña debido al comunismo.

El pasado lunes la Guardia Costera estadounidense regresó a la isla caribeña a 17 cubanos que querían ingresar a los EEUU de manera irregular tratando de alcanzar la libertad.

De acuerdo con fuentes oficiales, el grupo de migrantes fue interceptado el pasado jueves 18 de marzo en una embarcación rústica a unas 54 millas (86 kilómetros) sur de Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida.

«Las personas que intentan ingresar ilegalmente en Estados Unidos haciéndose a la mar ponen en grave riesgo sus vidas y las vidas de sus familiares y acompañantes», dijo en un comunicado Mario Gil, oficial de enlace de la Guardia Costera con la Embajada de EE.UU. en La Habana.

Las cifras revelan que desde el 1 de octubre pasado, la Guardia Costera ha interceptado en el mar a 107 cubanos en comparación con los 49 interceptados en 2020.

En 2019 fueron interceptados 313 migrantes cubanos; en 2018, 259; en 2017, 1.468 y en 2016, 5.396, detalló el comunicado.

Las migrantes recibieron comida, agua y atención médica básica cuando son trasladados a un barco de la Guardia Costera. Durante el procedimiento no se detectaron síntomas de COVID-19.

Cubanos huyen del hambre, pobreza, represión e inseguridad

Los cubanos huyen desesperados del hambre, la pobreza, la represión y la inseguridad. Es tan dramática la situación que viven en la isla que se terminan arriesgando a subir en barcazas inseguras construidas de madera o plástico y que muchas veces no soportan el fuerte y peligroso oleaje del mar.

El régimen cubano se instaló el 1 de enero de 1959 con los Castro, quienes han coartado las libertades y los derechos humanos de millones desde esa época. Han matado a centenares (incluso con fusilamientos masivos), encarcelado a inocentes y a todo aquel que piense distinto, perseguido a miles, encerrado en centros de trabajo forzado a centenares de personas género diversas, han esclavizado laboralmente a miles de médicos y enfermeras, han mandado a su gente a guerras que no son suyas y han llevado a la población a la más atroz miseria.

El pueblo cubano no ha logrado su ansiada libertad y nunca más pudo tener en su isla ni siquiera el 10% de la calidad de vida que tenían antes de la llegada de los Castro imponiendo el comunismo y el socialismo que, de manera insólita, hoy trata de imitar el régimen chavista en Venezuela y el dictador Daniel Ortega en Nicaragua.

Las ideas que han causado tanta destrucción y daño a los cubanos también han inspirado a los socialistas que ocupan el poder hoy en Argentina, a los dirigentes de Podemos en España y a los del grupo correísta en Ecuador que buscan ganar las próximas elecciones del 11 de abril.