Así fue cómo la ex enfermera de Chávez tuvo un apartamento de 1,8 millones de euros | THE LATAM POST
Cómo la exenfermera de Chávez compró un apartamento de lujo en Madrid

 

 

Con la estelar participación de la ex enfermera de Hugo Chávez, Claudia Díaz, su marido Adrián Velásquez y el empresario chavista Raúl Gorrín, esta semana ha sido difundido un nuevo capítulo de la infausta historia de corrupción, blanqueo y malos manejos de capitales venezolanos en España.

Y aunque pareciera que se trata de una telenovela barata de los años 80, la realidad es que la historia corresponde a una enrevesada trama de saqueo de los recursos de Venezuela.

Una crónica que aún se escribe y que involucraría de manera inequívoca a la exfuncionaria, quien en menos de cinco años (2010-2015) pasó de ser una leal servidora del fallecido dictador a ex tesorera de la  nación y migrante millonaria investigada por la policía española y perseguida por la justicia internacional.

Un modesto regalo de 1,8 millones de euros

Los nuevos detalles de esta historia fueron conocidos el pasado jueves. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional española reveló haber encontrado indicios de que el apartamento adquirido por Díaz y su marido en Madrid, valorado en unos 1,8 millones de euros, habría sido comprado con dinero producto de un presunto soborno, según publicó el diario español ABC.

 El pago supuestamente habría sido realizado por el empresario chavista Raúl Gorrín, dueño del canal de noticias venezolano Globovisión y buscado por la justicia internacional por lavado de dinero.

Gorrín  tuvo contacto con los leales servidores de Chávez cuando esta asumió el cargo de Tesorera de la Nación. Alejandro Andrade, el anterior tesorero, quien fue otro fiel hombre del exdictador y que hoy está preso en Estados Unidos,  fue quien los habría presentado.

La relación habría sido muy cercana e instrumental. Un vínculo del que todos salían ganando.

La revelación encontrada por los peritos policiales españoles, que esperan información de Suiza para continuar con esa línea investigativa, podría inferir un cambio en los destinos más próximos de la causa judicial que se le sigue a la pareja en el Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid.

Con estos indicios sobre el origen del dinero que Díaz y Velásquez manejaban en España, se podría acelerar el proceso condenatorio y la pareja podría pagar varios años de cárcel, solo en España.

También sería un primer paso para que rindan cuentas ante EEUU, donde la extesorera también se encuentra solicitada en tribunales de Miami junto a Gorrín.

Según la unidad especializada de policía española, los nexos entre el matrimonio investigado y Gorrín pudieron darse para mediados de 2011, cuando Díaz dirigió la Organización Nacional del Tesoro.

Desde la privilegiada posición pública, Díaz presuntamente habría cooperado con el empresario para supuestamente obtener ganancias ilegales del mercado cambiario, valiéndose de la política de control de cambios impuesta en Venezuela.

De escolta a empresario

Adrián Velásquez, quien fuera escolta de Hugo Chávez, llegó a tener a su nombre hasta 50 millones de euros en Suiza y aún está por terminarse de descubrir cuánto dinero habría manejado en España.

De acuerdo con las investigaciones, su rol más activo sería encubrir y blanquear las mordidas que, se presume, entregaban empresarios como Gorrín a su esposa.

La total determinación de esta conexión con Gorrín daría marcaría de manera definitiva el destino de Díaz y Velásquez, quienes podrían seguir el camino de Andrade.

Bajo presentación en tribunales 

El pasado mes de diciembre, los esposos fueron dejados en libertad por el  juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien, no obstante, les impuso medidas de presentación cada 15 días  y prohibición de salida del país.

A ambos también les retiraron los pasaportes.