Chile expulsa a 55 venezolanos

Con la nueva ley migratoria de Chile la incertidumbre se apodera de los migrantes venezolanos que buscaron un futuro en aquella “tierra prometida”. El temor de volver a su país para enfrentarse a la dictadura de Nicolás Maduro se hace cada vez más real. Este domingo fueron expulsadas 55 personas desde la ciudad de Iquique, (norte del país).

El proceso de expulsión continúa y los venezolanos que se encontraban de forma irregular no podrán volver hasta que los consulados de Chile en el país suramericano inicien sus actividades para agilizar la visa; además deberán contar con pasaporte.

Sin embargo, muchas familias no cuentan con los recursos para tramitar sus documentos legales, ya que sus precios están dolarizados. Solo para agilizar un pasaporte en la dictadura, un trabajador que devengue sueldo mínimo (Bs. 1.800.000) tendría que reunir 22 años para adquirirlo, ya que cuesta un promedio de 153 dólares.

Los migrantes deportados a Venezuela fueron escoltados y trasladados por la Policía de Investigaciones (PDI) en al menos cinco autobuses hasta el aeropuerto de la ciudad de Iquique, a unos 2.400 km al norte de Santiago.

De acuerdo a lo reseñado por la agencia de noticias AFP, los venezolanos vestían overoles blancos con capucha, mascarillas para evitar contagios por el COVID-19, esposados y acompañados cada uno por un agente, para abordar un avión rumbo a Caracas.

Juan Francisco Galli, subsecretario del Interior, dijo a la prensa local que 40 fueron deportados por haber ingresado a ese país de forma irregular y el resto por delitos como tráficos de migrantes, tráfico de drogas y robo.

La Nueva Ley de Migraciones, que entró en vigor el 20 de abril, tiene como meta expulsar a unos 1.500 extranjeros durante este año, por lo que el gobierno chileno alquiló 15 aviones comerciales que realizarán 15 vuelos.

Según datos del Ministerio del Interior, el gobierno de Sebastián Piñera ya ha expulsado a 200 migrantes en aviones de la Fuerza Aérea en lo que va de año.