Continúan construcciones lujosas de boliburgueses en El Ávila

Por Flavia Garay
Continua las construcciones lujosas de boliburgueses en El Ávila.

La construcción de lujosas casas en el espectacular Ávila caraqueño, de las que se desconoce quién dio el permiso y quiénes son sus millonarios propietarios, sigue causando controversia en Venezuela, sin que hasta ahora el chavismo haya frenado esta práctica, por lo que cada día crecen las versiones de que los propietarios forman parte de la más encumbrada  boliburguesía.

Desde 2020 se ha conocido sobre la edificación de espectaculares viviendas con una de las vistas más bellas de Caracas y de Venezuela, desde donde, además, tiene una posición privilegiada que les permite moverse estratégicamente sin que mucha gente se entere de quiénes están por la zona o por dónde van a salir.

Estas hermosas casas se caracterizan por poseer extensos pasillos construidos con lujosos y brillantes materiales, además de topes de mármol y espacios que denotan opulencia sin medida, según la denuncia de la cuenta de Twitter @ConflictosW, en septiembre de 2020.

Líderes del chavismo y militares de alto rango, como el fallecido general José Luis García Carneiro y otros altos oficiales, son asiduos a los restaurantes en El Ávila, incluso han llegado al punto de pedir que cierren una posada completa para ellos y su familia, han celebrado bodas y han pasado días de celebración en la zona, eso ante que habilitaran el hotel Humboldt.

Denuncias sobre la construcción de estas mansiones

Diferentes organizaciones no gubernamentales del país han venido denunciando desde hace algunos años los daños ambientales que causan estas construcciones en el pulmón vegetal de Caracas.

Una de ellas es el Sindicato de Trabajadores Públicos del Instituto Nacional de Parques (Inparques) que denunciaron ante la opinión pública y ante las autoridades que manejan estos espacios, la construcción de mansiones y carreteras, las cuales no cuenta con un estudio previo de impacto ambiental legalmente aprobado.

La secretaria de Sunep-Inparques, Marlene Sifones, explicó la construcción de estas casas va en contra de una sentencia de la Sala Constitucional del TSJ emitida en 2009 y ratificada en 2012 y 2014.

La norma »prohíbe “el otorgamiento de cualquier permiso por parte de las autoridades nacionales, estadales o municipales para la remodelación o reacondicionamiento de las instalaciones habituales existentes”.

En esa misma línea sigue la ONG Provea, organización que informó que en octubre de 2019 un grupo de vecinos de Galipán denunciaron ante la sede de la ONG la creación ilegal de a ruta Waraira Repano-Macuto del teleférico que estaba ejecutando las empresas Ventel y Alfamaq, apoyadas por las autoridades del régimen de Nicolás Maduro e Inparques.

«(En la zona se ha registrado) la persecución a los residentes que han venido alertando de todos Los daños materiales y ambientales que está causando la realización de esta obra”, reseñó Provea.

Cabe mencionar que la única construcción lujosa que había en el Parque Nacional El Ávila era el Hotel Humboldt, que queda en la cima de la montaña y desde donde se puede visualizar tanto la ciudad de Caracas, como playas del Estado Vargas.

 

TE PODRÍA INTERESAR