Detención de "espía" aumenta conflicto entre Colombia y Venezuela

Detención de «espía» aumenta conflicto entre Colombia y Venezuela

Amenaza de guerra Venezuela-Colombia crece con el caso del espionaje de los aviones Sukhoi
La plataforma estratégica de los SUKHOI-30 MK2 de la Aviación Militar era espiada

El conflicto entre Venezuela y Colombia ha alcanzado un nuevo nivel este lunes con la detención del capitán venezolano Ronald Marrero Lozano, a quien el régimen de Nicolás Maduro acusa de formar parte de un entramado de espionaje montado por el gobierno de Iván Duque.

Marrero Lozano, que forma parte de la reserva, habría tratado de obtener para Colombia datos de la plataforma Sukhoi-30 MK2, hecho que se registra solo pocos días después de que Maduro lanzara amenazas de guerra contra el mandatario colombiano.

“Limpien cañones por si Duque se atreve a violar suelo venezolano”, fueron las amenazantes palabras entonadas por Maduro el pasado jueves.

Esta amenaza de guerra Venezuela-Colombia fue la respuesta al anuncio del mandatario colombiano de crear un comando élite que sería lanzado este próximo 26 de febrero para combatir guerrilleros, disidentes de la FARC y ELN, grupos que tienen refugio y operan activamente en territorio venezolano.

Detención del capitán sube tono a las amenazas

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, anunció vía Twitter la detención del capitán Marrero Lozano, quien habría sido atrapado siguiendo denuncias de otros militares, señalándolo de intentar obtener información de la plataforma estratégica Sukhoi-30 MK2 de la Aviación Militar.

Detalló que Marrero Lozano fue captado mediante un soborno de 1.000 dólares semanales por alias “Andrés”, quien sería un agente perteneciente a la Dirección Nacional de Inteligencia Colombiana.

El detenido, manifestó Padrino López, está “aportando toda la información al detalle”.

Nuevamente la CIA es la culpable

«El gobierno colombiano, apoyado por la CIA, persiste en su actitud hostil contra Venezuela, agrediendo de manera sistemática nuestra soberanía. Sin retórica alguna le decimos a Iván Duque: ¡no se equivoquen!”, concluyó Padrino López con una frase que se ha hecho costumbre en los portavoces del régimen dictatorial de Nicolás Maduro.