Colombia: condenan a 6 años de cárcel a dos militares y un civil por Operación Gedeón

La reducida condena se debió a que los tres se comprometieron a entregar información que ayudará a las autoridades a terminar de esclarecer los hechos
Dos militares y un civil se declaran culpables de haber "asesorado" la Operación Gedeón

La justicia colombiana condenó a 6 años de cárcel a dos militares y un civil, los tres venezolanos, tras declararse culpables de asesorar y colaborar para la organización de la Operación Gedeón, una frustrada acción armada planificada desde Colombia con la que se pretendía derrocar al dictador Nicolás Maduro.

Los condenados por los hechos son los mayores de la Guarda Nacional Bolivariana Juvenal Sequea Torres y José Sequea Torres, además del civil Rayder Alexander Russo, alias “Pico”, quienes se encuentran detenidos desde septiembre pasado, cuando las autoridades colombianas realizaron sus capturas y les señalaron de ser presuntas piezas del régimen de Maduro que estaban «tratando de realizar actividades de desestabilización a los diferentes organismos del Estado colombiano», versión que no prosperó ante los tribunales.

La reducida condena, dada tras una audiencia que se prolongó por cuatro horas, se debió a que los tres establecieron un acuerdo con la Fiscalía, con el que se comprometieron a entregar información que ayudará a las autoridades a terminar de esclarecer los hechos.

Los hermanos Sequea y el civil habrían entrenado a varios hombres que participarían en la Operación Gedeón.

La cuarta persona involucrada en el juicio es la civil Yacsy Álvarez Mirabal, una ingeniero venezolana, que no aceptó el acuerdo de colaboración con la Fiscalía y señaló al gobierno colombiano de supuestamente conocer detalles de los planes armados del general Clíver Alcalá Cordones, quien dirigió la primera parte del plan y quien era la persona con la que ella habría trabajado de manera directa.

Con la decisión de la justicia colombiana, los tres hombres que aceptaron los hechos podrían en poco tiempo tener una medida adicional y terminar de pagar la condena desde el domicilio con vigilancia.