Comando Sur dice que Venezuela es un Estado sin ley y con las FARC ganando territorio

A propósito de la escalada de tensiones que se ha generado actualmente en la zona fronteriza de Venezuela por los enfrentamientos entre las fuerzas militares del chavismo y facciones de la guerrilla FARC, el Comando Sur de EEUU afirmó que el país controlado por la dictadura de Nicolás Maduro, es un Estado sin ley y con grupos terroristas ganando territorio.

El jefe del Comando Sur, almirante Craig Faller, aseguró que la unidad militar tiene sus ojos puestos en Venezuela, debido a que la incursión de las FARC y el ELN en territorio venezolano y la alianza de cabecillas de estos grupos criminales con el régimen, genera inestabilidad en la región y más pobreza.

Lo que está sucediendo dentro de Venezuela es esencialmente un Estado sin ley, con el ELN, con las FARC, que están ganando territorio y que trabajan directamente con el régimen de Nicolás Maduro para su propia ganancia y el sufrimiento de su pueblo, remarcó en declaraciones a la prensa estadounidense.

Mientras que la hiperinflación nunca antes vista en la historia venezolana estrangula la economía, los intereses del tirano se desvían a la zona fronteriza, donde por el afán de su grupo castrense de poseer las rutas estratégicas para el tráfico, se han registrado 17 militares muertos y ocho están secuestrados por el Frente Décimo de las FARC.

El informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), publicado en abril, corrobora que la pobreza extrema tiene agobiados a quienes aún permanecen en la nación suramericana.

Hasta inicio de ese mes se registraron en el país 1.144 de las manifestaciones que estuvieron relacionadas con los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, lo que representa un 76%.

Cada vez es más difícil para el venezolano mantener las mínimas condiciones de vida”, aseguró el OVCS.

Los gremios de la salud, educación e industrias básicas lideraron las protestas para rechazar el salario que perciben con el que no podría comprar ni el 1% de la canasta básica, ubicada en 300 dólares estadounidenses, de acuerdo con los informes del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda).

El Estado como patrono no garantiza los derechos laborales y sumado a eso insiste en una política de amedrentamiento, detenciones arbitrarias, acoso laboral, sin tipo ningún de garantía”, denunció el OVCS.