Colombia: Subida del salario de los congresistas

Casi 35 millones de pesos mensuales de salario parecen una aberración frente a los 25 millones de pobres que viven en Colombia
Casi 35 millones de pesos mensuales de salario parecen una aberración frente a los 25 millones de pobres que viven en Colombia

En días pasados, miles de ciudadanos manifestaron su indignación por el aumento del salario de los congresistas, especialmente, ahora que las personas la están pasando tan mal debido a las medidas de confinamiento que, como palazos de ciego, siguen dando los genios que nos mandan.


No le falta razón a la gente, casi 35 millones de pesos mensuales de salario parecen una aberración frente a los 25 millones de pobres que viven en nuestro país. Pero estas quejas son solo paños de agua tibia para un mal mucho mayor.


Empecemos por el principio:


El idílico sueño de llegar a ser congresista para hacer de este mundo un lugar mejor, (comillas) se cumple a través de estos 5 caminos:


El del poder, que se presenta cuando tu familia ya pertenece a la clase política y se te abren las puertas del mando;

El de la riqueza, que ocurre cuando tus influyentes padres o tíos te ayudan a patrocinar tu expedición política;

El de la discriminación positiva, que se presenta cuando la clase política se disfraza de incluyente y le abre las puertas del poder a cualquiera que haga parte de una minoría.

El del talento, que es cuando brillas con luz propia y tus resultados académicos seducen a la clase política porque tu capacidad de construir fórmulas econométricas o argumentos jurídicos audaces servirán para justificar casi cualquier política pública.

• Y, por último, el del esfuerzo, que aparece a veces para los que hace años se matricularon en las juventudes de un partido político y, pacientemente, lamen suelas por años hasta que la oportunidad de mandar se les presenta.

Sin importar cuál haya sido el camino recorrido, lo que tienen en común todos los congresistas, además de nunca responder lo que se les pregunta y mentir habitualmente, es que se gastan miles de millones en sus campañas políticas.

En 4 años cada congresista recibe en promedio 1.700 millones de salario, pero ¡OJO! que esto es aproximadamente la mitad de lo que les cuesta su campaña. Entonces, adivina, adivinador, ¿dónde está el lobo depredador?


No seamos ingenuos, ningún congresista está allí por su salario, ni ningún ministro, ni ningún presidente, ni ningún superintendente, pues el salario de los cargos más elevados es para los dulces y las donaciones de los incrementos es solo circo para el pueblo.

Las verdaderas razones por la que se aspira a ocupar los altos mandos públicos son, por una parte, el deseo de poder, del que no se tiene la culpa, pues somos parte de una especie que evolucionó jerárquicamente en la que el simio que manda se alimenta mejor e insemina a más hembras; por otra, se trata obtener admiración y reconocimiento, es decir, bienvenida la vanidad y adiós a los complejos.

Y, por último, porque la política es una puerta maravillosa al mundo de los ricos y de los poderosos. Ahhhhhh! qué especial me sentiría yo también si me codeara con ricos y famosos y vacacionara en los mismos hoteles. Salud!


Verifiquémoslo nosotros mismos con casos de la aristocracia criolla, (cualquier parecido con la realidad no es pura casualidad):


Juan Carlos Echeverry, de exministro de Hacienda pasó a presidente de Ecopetrol, donde se ganaba mucho más de 35 millones de pesos mensuales.


Fabio Villegas, de exministro de Gobierno pasó a presidente de Avianca (¿todavía se preguntan por qué esta es la aerolínea consentida de los gobiernos?)


Viviane Morales, de exfiscal general y exsenadora pasó a la embajada en París a vivir como reina tomando vino y comiendo quesitos.


Arturo Char, senador y empresario con acciones en Olímpica y con muchos amigos a los que les dieron contratos de construcción.


Y la lista es interminable, de los que reparten notarías, tierras, contratos, puestos, etcétera. Si conoces casos parecidos, coméntalo aquí abajo.


¿por quién vas a votar en las próximas elecciones?


Si este vídeo y articulo te gustó, no olvides compartirlo con quien más lo necesita, con los mamertos.