El gobierno de Duque no quiere escuchar a los ciudadanos, no quiere escuchar a los partidos políticos, no quiere escuchar a la academia sobre esa petición tan sentida de retirar la reforma que provocará más hambre a más millones de colombianos», manifestó Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

La sociedad civil, integrada por centrales obreras, profesores, indígenas y otros sectores rechazan de antemano el proyecto que está en discusión en el Congreso, por considerarlo inoportuno por la difícil situación ya planteada por la pandemia, destacando que golpeará aún más a la clase media y por ende a la población más desasistida de Colombia.

El legítimo rechazo ciudadano a la reforma tributaria pareciera ser usado por algunos sectores políticos de izquierda para tratar de encender al país y generar más conflicto y caos en las calles.