Colombia: Cada 4 años nos prometen el oro y el moro

Colombia: Cada 4 años nos prometen el oro y el moro

Y como dijo uno de los grandes: "si ellos siguen repitiendo sus mentiras, nosotros tenemos que seguir repitiendo la verdad" Ludwig Von Mises
Nos trajeron la deuda pública más alta de la historia, pues hoy casi el 70% de lo que producimos lo debemos

Cada 4 años nos prometen el oro y el moro, el cambio y la prosperidad. Nos dicen que van a acabar con la corrupción y que el progreso y el desarrollo van a venir de su mano. Nos prometen calles seguras y parques, nos prometen educación y justicia y nos prometen la paz.


Y en todos estos años ¿qué nos ha dado la generación que nos ha acusado a los jóvenes de no leer, de degradar la música, de ser flojos y de no trabajar tanto como deberíamos?

Nos trajeron la deuda pública más alta de la historia, pues hoy casi el 70% de lo que producimos lo debemos y puede ser peor, si el peso continúa devaluándose.

Se devoran en su propio mantenimiento casi 35 billones anuales, sí, oíste bien, el equivalente a que 350.000 familias puedan comprar una vivienda cada año. Clic para tuitear
Se nos roban anualmente 50 billones de pesos al año, el equivalente a quitarle la posibilidad a 500.000 familias de adquirir una vivienda.

Despilfarran en promedio 7 millones de millones de pesos al año en obras que no necesitábamos, esas que se conocen como elefantes blancos, como aeropuertos que nunca se utilizan, escuelas que nunca se inauguran u hospitales que no atienden pacientes.

En Colombia mos tienen a la mitad de la población sumidos en la pobreza y hay ciudades en las que el 70% de las familias se acuestan sin cenar. Clic para tuitear
Nos manipulan con sus mentiras y les cambian los nombres a las cosas para que las aceptemos sin oponernos, a los impuestos les llaman contribuciones, a lo forzoso le llaman solidaridad, a sus ideas le llaman interés público, a sus robos les llaman trabajos, a su violencia le llaman autoridad y a su adoctrinamiento le llaman educación.

Y ahora acuden a nosotros dizque por nuestro propio bien, que para entregar subsidios a las personas que ellos mismos contribuyeron a empobrecer, que para que las calificadoras de riesgo no rebajen el grado de inversión para que el gobierno pueda seguir endeudándonos en el futuro y refinanciando sus pasivos.

Y aún cuando sufrimos en carne propia la miseria que nos causan, se oyen voces promoviendo que les sigamos entregando nuestro dinero para que ellos traten de reparar los errores que año tras año han cometido y que no has traído a este punto de desorden y de inconformidad social.

No señores, no hay cambio que valga la pena que no sea doloroso, y nos resistimos a creer que la única opción que tengamos sea seguir permitiendo que nos metan las manos en los bolsillos, así como algunos liberales han venido anunciando con la pusilanimidad del que se entrega a su enemigo sin haber dado la batalla, mientras sostienen que pagar más impuestos es inevitable.

Lo que es inevitable de seguir por el mismo sendero es el desastre, más hambre, más miseria y más violencia. Clic para tuitear

La ley que se va a tramitar para ampliar la porción de trabajo que se nos quita bien podría ser una ley que reduzca la innumerable cantidad burocracia que NO necesitamos. Bien podría ser la eliminación de los miles de primas y de lujos que existen en el sector público. Bien podría ser una ley que abra los mercados, que le quite los impuestos al comercio exterior y que ponga por encima a los ciudadanos de a pie sobre las familias a las que por años se las ha privilegiado.

Hasta en los momentos más oscuros siempre hay una luz que brilla.

Colombia: Cada 4 años nos prometen el oro y el moro Clic para tuitear