Un grupo de 18 reconocidos científicos se replantean la hipótesis de que el terrible Coronavirus SARS-CoV-2 surgió de un laboratorio en Wuhan, China, y exigen una investigación profunda para corroborarlo.

El Coronavirus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19 sigue causando polémica en cuanto a su origen, y justo cuando ya se creía que había consenso referente a su transmisión de murciélagos a seres humanos, sustentado por el informe final publicado el 30 de marzo por la Organización Mundial de la Salud, surge nuevamente la hipótesis de su origen en un laboratorio.

Así los científicos Jesse Bloom, Alina Chan, Ralph Baric, Akiko Iwasaki, David Relman, junto a otros colegas firman el artículo Investigate the origins of COVID-19, publicado en la revista Science en donde solicitan una mayor investigación acerca del origen del COVID-19.

Los científicos destacan que el equipo investigativo de la OMS consideró “extremadamente improbable” la teoría del “accidente de laboratorio” hasta el punto que en el informe solo existen 4 de las 313 páginas dedicadas a los resultados de las investigaciones a esta hipótesis, algo extremadamente reducido para ser una de las dos principales vías a indagar.

Los reconocidos científicos también tomaron la palabra de Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS, cuando declaró que las pruebas para determinar si el virus surgió de un hipotético accidente de laboratorio habían sido insuficientes, por lo cual se necesitaba indagar aún más en las investigaciones.

Esta también es la línea de Estados Unidos y la Unión Europea, despejar esta duda a través de investigaciones profundas.

Origen de laboratorio o de murciélagos, una duda razonable

Si la comunidad científica duda en cuanto al origen del Coronavirus SARS-CoV-2, qué se espera para la gente común, para una población hoy sometida a una de las más feroces pandemias que ha sufrido la humanidad. Conocer su verdadero origen por lo menos puede ser un ingrediente de tranquilidad.

Esta no es la primera iniciativa científica para ahondar más en la génesis del Coronavirus SARS-CoV-2, ya que el 4 de marzo otro grupo de investigadores hizo una solicitud similar, exigir claridad investigativa y para ello recurrieron a una carta pública en el Wall Street Journal, titulada “Call for a Full and Unrestricted International Forensic Investigation into the Origins of COVID-19”, exigiendo investigaciones profundas y esclarecedoras.

La OMS y la hipótesis del laboratorio

Peter Ben Embarek, jefe de la misión de la OMS que fue a Wuhan, reconoció que investigaron poco la hipótesis del laboratorio, pero en el informe recogen una serie de puntos relacionados con la probabilidad de que el Coronavirus SARS-CoV-2 pudiera proceder de un laboratorio:

  • Rareza y ocurrencia: en el texto, la OMS afirma que “aunque son raros, los accidentes de laboratorio ocurren, y diferentes laboratorios de todo el mundo trabajan con coronavirus de murciélagos”.
  • Mudanza del Instituto de Virología de Wuhan: El 2 de diciembre de 2019, el instituto se trasladó a un nuevo lugar, cerca del mercado de Huanan. “Este tipo de traslados puede ser perturbador para las operaciones de cualquier laboratorio”, justifica la OMS. Este instituto ha trabajado con la cepa más cercana conocida al SARS-CoV-2, detectada en los hisopos anales de murciélagos, con una similitud del 96,2%.
  • Lea también: China negó información a la OMS sobre origen del coronavirus