China inventa periodista para desmentir denuncias de violación de DDHH

China inventa periodista para desmentir denuncias de violación de DDHH

China gastó, tan solo en 2009, USD 6000 millones para expandir los medios de comunicación estadales para elogiar su administración
China gastó, tan solo en 2009, USD 6000 millones para expandir los medios de comunicación estadales para elogiar su administración

Unas de las últimas tácticas de manipulación mediática del comunismo en China fue el invento de una periodista francesa falsa para desmentir las denuncias internacionales de violaciones de derechos humanos contra la minoría uigur en Xinjiang.

El sitio de internet de la cadena de televisión estatal china CGTN publicó el pasado domingo 28 de marzo un artículo de la supuesta periodista francesa Laurène Beaumond.

El contenido divulgado en la web trató de desmentir las acusaciones contra China de genocidio y  crímenes de lesa humanidad contra los uigures, quienes residen en la región de Xinjiang (noroeste), reseñó el portal informativo Infobae.

Sin embargo, el jueves 1 de abril, el diario francés Le Monde denunció que luego de realizar una investigación, llegó a la conclusión que la supuesta periodista no existe.

Los periodistas en Francia están registrados en una comisión profesional que otorga cada año una identificación oficial con un número de matrícula.

Le Monde revisó esa base de datos y verificó que no existe ese nombre registrado.

Además, China aseguró que la supuesta periodista trabajó en varios medios franceses antes de llegar a la nación asiática; sin embargo, editoriales sostuvieron tener desconocimiento de la existencia de Beaumond.

Otras investigaciones apuntan que el perfil falso ha aparecido desde finales de 2020, en temas como Covid-19, señaló un investigador de la Fundación para la Investigación Estratégica, Antoine Bondaz.

Al menos un millón de uigures están en “campos de reeducación” en Xinjiang, donde se ven sometidos a torturas, esterilizaciones, opresión y trabajos forzosos, especialmente en los campos de cultivos de algodón.

La grave situación ha llevado a que se genere un boicot por parte de marcas famosas internacionales, como la Nike, la cual ya no compra materia prima proveniente de la región, por lo que China, en su desespero, intenta desacreditar las denuncias de la comunidad internacional.

Millones de dólares en manipulación mediática

El informe de Beijing’s Global Megaphone, publicado el 14 de enero por Freedom House, indica que el partido Comunista de China gastó en el año 2009 USD 6000 millones para expandir los medios de comunicación oficiales que solo elogian la gestión de Xi Jinping.

Las autoridades chinas han comenzado a utilizar su influencia económica para silenciar los reportajes o comentarios negativos en el extranjero, detalla el informe.