Censura: Twitter cierra miles de cuentas de seguidores de Trump | THE LATAM POST

Censura: Twitter cierra miles de cuentas de seguidores de Trump

  Luego de la suspensión de forma permanente de la cuenta del presidente Donald Trump,...
Twitter cierra cuentas de seguidores Trump

 

Luego de la suspensión de forma permanente de la cuenta del presidente Donald Trump, Twitter decidió cerrar más de 70 mil cuentas que estaban ligadas con el movimiento QAnon, que respalda al gobernante estadounidense.

La medida no sólo la tomó Twitter, también el gigante Amazon al eliminar de sus espacios los productos relacionados con la organización de pro Trump, lo que, de acuerdo con algunos analistas, podría representar una nueva forma de atentar contra la libertad de expresión, pero esta vez no desde el Estado, como ha sucedido tradicionalmente, sino desde el sector privado.

Esta es la primera vez que toman este tipo de medidas contra un presidente y sus seguidores, configurándose así un escenario inédito en el que se podría considerar que hay una afectación al derecho a expresarse y al derecho de la gente a conocer esas expresiones. También la identidad digital resultaría lesionada.

La batalla del llamado «cartel de Silicon Valley», como empiezan a denominar en las redes sociales a las empresas tecnológicas involucradas en estos hechos, se desató la semana pasada, luego de que un pequeño grupo de simpatizantes de Trump protestaran frente al Capitolio e ingresaran abruptamente al lugar para manifestar su descontento  por las irregularidades denunciadas en el  proceso electoral que dio a Joe Biden como ganador.

Pero el conflicto entre las Big Tech y Trump empezó mucho antes, hace unos dos años.  El año pasado, en un nuevo episodio de esa guerra, Trump trató de promover que se limitara la inmunidad que tienen esas empresas y se establecieran otras reglas del juego. Estas mantuvieron bajo perfil hasta que se confirmó que Trump ya no estaría en la presidencia, justo en ese momento actuaron directa y abiertamente y de manera casi simultánea.

Esa coincidencia del momento  y las medidas tomadas no solo contra Trump y sus seguidores, sino también contra la plataforma a la que habían migrado para seguir en contacto, ha llevado a que haya ciudadanos que consideren que las empresas tecnológicas habrían orquestado sus actuaciones.

La excusa de Twitter para el cierre de las cuentas fue que desde estas se habría compartido contenidos violentos de lo ocurrido  el viernes en el Capitolio.

«Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a Q-Anon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración«, añadió Twitter en un comunicado. 

Una batalla por la libertad de expresión 

Tras el cierre de las cuentas y las limitaciones impuestas por Twitter, miles de seguidores de Trump migraron a la plataforma social Parler, pero inmediatamente las grandes empresas de tecnología tomaron medidas para impedir su funcionamiento. Google sacó la aplicación de su plataforma, luego Apple, pero el golpe mortal se lo dio Amazón, al impedirle el acceso a los servidores y dejarla sin funcionar.

Ese bloqueo de la aplicación Parler y la eliminación de cuentas en Twitter es aplaudido por los movimientos de tendencia izquierdista a favor Joe Biden.

Ya varios personajes de renombre mundial, como el millonario empresario Elon Musk, y la canciller alemana, Ángela Merkel,  se han mostrado críticos ante la medida de Twitter y han señalado que esta situación puede ser «problemática» para el futuro de la libertad de expresión.

Ambos han dejado claro que ese tipo de acciones deben estar muy bien sustentadas en un marco legal y no obedecer a decisiones arbitrarias de grupos empresariales.

Además de Twitter,  hay otras compañías que están controlando el contenido que producen los seguidores de Trump. Facebook, por ejemplo, ha estado muy activo eliminando contenidos referentes al “Stop the steal”, una teoría de conspiración que sostienen los seguidores de Trump, quienes cree que hubo fraude electoral y robo de votos.