TLP Ilustrado archivos | THE LATAM POST

TLP Ilustrado

Ilustración TLP: Su Majestad, Don coletas

  El segundo vicepresidente del gobierno español, Pablo Iglesias, a pesar de sus constantes ataques y cuestionamientos a la monarquía de España, va teniendo una vida cada vez más próxima al estilo de los que tanto ha criticado. Atrás quedó su forma vida modesta y llena de austeridad, su apariencia descuidada y desgarbada y su preferencia por mantener abiertos todos los detalles de sus actividades. Ahora en su mundo de alto funcionario, prevalecen los detalles de calidad y comodidad, atención especial y personalizada, la privacidad, y se inclina por un look que definitivamente va mejorando a medida que se mantiene en el poder. Ya no vive en un sencillo departamento de 60 metros cuadrados; se ha mudado a un chalet de 268 metros cuadrados (con 2.000 metros de terreno) en el municipio madrileño de Galapagar, por el que han tenido que pagar unos 615.000 euros, precio similar al que canceló el exministro de economía y competitividad, Luis De Guindos, por su ático de lujo en la urbanización madrileña de La Moraleja.   Lea también: 200 personalidades españolas piden destitución de Pablo Iglesias   Justo cuando en 2012 De Guindos compró el ático, Iglesias lo cuestionó y hasta preguntó públicamente a los españoles si le entregarían la economía del país a alguien capaz de gastar ese dinero en una vivienda.   ¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo? http://t.co/4EhKia0d vía @el_plural — Pablo Iglesias 🔻 (@PabloIglesias) August 20, 2012   El chalet de Iglesias y de la ministro Irene Montero -su pareja- está en

TLP Ilustrado: El coronavirus también deja una mortandad de negocios y empleos

  La pandemia de coronavirus no solo ha dejado 2,2 millones de personas fallecidas, también ha causado una terrible mortandad de negocios y  empleos en el mundo, una realidad de la que aún no se han visto todas las consecuencias. Al menos 255 millones de empleos desaparecieron con las quiebras de empresas, especialmente en el sector comercial. El daño es tan grave que esta pérdida representa un impacto cuatro veces mayor que el provocado por la crisis financiera mundial de 2009, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La pérdida de ingresos provenientes del trabajo el pasado año fue de 8,3 %, equivalente a 3,7 billones de dólares, 4,4% del PIB mundial. América Latina fue la zona más golpeada del mundo con 39 millones de empleos, de acuerdo con los cálculos de la OIT. El sector comercial, con una inmensa capacidad de generación de puestos de empleo, ha sido el más afectado. En cualquier ciudad o pueblo de todos los países del mundo pueden verse las terribles imágenes de calles completas con pequeñas tiendas cerradas por quiebra, miles de locales comerciales desocupados y millones de personas padeciendo sin la posibilidad de tener ingresos o conseguir una nueva oportunidad de trabajo. Muchos de esos negocios ya no podrán resucitar cuando la vacuna sea aplicada masivamente y se termine el peligro que representa la COVD-19, sin embargo la capacidad de reinvención y desarrollo del ser humano es infinita y, aunque se demore un tiempo, la prosperidad volverá a llegar. Tras esta experiencia, los nuevos negocios apostarán más a lo