España: Caso de la "caja B" de Podemos vuelve a la palestra

España: Caso de la «caja B» de Podemos vuelve a la palestra

Autoridades judiciales españolas creen que el partido de Pablo Iglesias usa la "Caja de Solidaridad" para desviar fondos
Autoridades judiciales españolas creen que el partido de Pablo Iglesias usa la "Caja de Solidaridad" para desviar fondos

Un juez español ordenó al banco Triodos Bank facilitar los datos sobre la cuenta de la «caja B» de Podemos, partido que hizo transacciones sospechosas a la asociación Comunicación Popular #404.

La productora audiovisual es señalada de recibir 100.000 euros de la denominada «Caja de Solidaridad» de la tolda morada.

El juez que investiga el caso Neurona, Juan José Escalonilla, ordenó a la banca remitir un “extracto comprensivo” con los movimientos bancarios de la productora audiovisual, apoyada por Iglesias y sus cercanos, desde el 4 de septiembre de 2019 hasta la actualidad.

El magistrado solicitó el acceso específicamente a tres transacciones recibidas por Comunicación Popular #404 desde la «caja B».

Medios locales reseñaron que estos tres desvíos de 10.000 euros cada uno fueron realizados en las fechas 5 de septiembre de 2019, 20 de marzo de 2020 y 15 de julio de 2020.

Triodos Bank ya había sacado a la luz una transferencia de 30.000 euros dirigidos a la productora de Podemos. El movimiento se efectuó desde otra cuenta con la titularidad de la «Caja de Solidaridad». Se conoció que el magistrado ya tiene acceso a estos datos.

Sin embargo, el medio español OKDiario reseñó que Podemos aprobó dos “donaciones” de 50.000 euros cada una a productora ligada al candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias.

El Juzgado de Instrucción Número 42 exigió enviar los datos recabados por el banco a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) con fines investigativos.

«Caja fantasma»

Según los documentos aportados por el partido morado a las autoridades judiciales, la asociación #404 Comunicación Popular solicitó los recursos para «impulsar un movimiento popular y una transformación social empleando la comunicación como herramientas colectivas».

Los recursos se usarían para cubrir los gastos de un canal digital; sin embargo, se constató que el programa de entrevistas bautizado como «Veintecento» nunca se hizo y no existe una página web ligada al nombre.

La justicia española cree que Podemos usa la «Caja de Solidaridad» para desviar fondos a empresas fantasmas.