Los detenidos habían tenido previsto participar en actividades este 20 de julio

La Policía de Colombia detuvo a 12 presuntos miembros de la llamada ‘primera línea’, luego de 28 operativos de registro y allanamientos en diferentes ciudades del país.

De acuerdo con las autoridades, cuatro de ellos fueron identificados por secuestrar a un policía el 20 de junio. Los jóvenes fueron grabados mientras retenían a un policía que estaba de civil.

Las diligencias se llevaron a cabo en las ciudades de Medellín, Pasto, Villavicencio, Cúcuta, Neiva, Buga y los municipios de Soacha y Palmira. A los implicados se les confiscó insumos y material explosivo.

“Son allanamientos importantes para la seguridad de todos los colombianos de cara al 20 de julio”, dijo el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas.

Vargas hizo público que dichos insumos eran para fabricar bombas molotov y artefactos para presuntamente ir en contra de la fuerza pública e inquietud entre la población.

Medellín

En esta ciudad fue capturado ‘Carro Loco’, quien es señalado por la policía como el líder del grupo organizado Primera Línea Norte y el que tenía en su poder artefactos explosivos artesanales, junto con bombas molotov.

También se encontraron cascos industriales, máscaras antigas y escudos de fabricación artesanal.

Villavicencio

En otro de los allanamientos, fue capturado ‘Payaso’, quien es señalado por las autoridades como un explosivista encargado de la recolección de materiales para fabricar granadas artesanales, con tubos metálicos y de PVC. De igual forma, bombas molotov.

En medio de las capturas, se encontraron seis radios de comunicación, 12 cartuchos calibre 38 milímetros, cuatro granadas (tres de aturdimiento y una de gas), 210 unidades de pólvora para pirotecnia, cigarros de marihuana, cascos industriales, escudos artesanales y varios equipos tecnológicos.

Cúcuta

‘Vampiro’ fue otro de los capturados, pero esta vez en el Norte de Santander, quien es un presunto integrante de la Red de Apoyo al Terrorismo del Frente Urbano Nacional del ELN.

En el registro, la policía confiscó un fusil de compresión utilizado para el lanzamiento de balines y un revólver calibre 32 mm.

De igual manera, el criminal sería el encargado de financiar al grupo La Primera Línea de Cúcuta y suscitar los actos violentos en contra de las autoridades.

Pasto

Cinco capturas se ejecutaron en Pasto (Nariño) a los integrantes de esa ciudad. Las autoridades los señalan de haber cometido actos terroristas contra la Policía Nacional y el transporte público. La distribución y comercialización de sustancias alucinógenas es otro de los cargos del cuál se les acusa.

Buga

Dos menores de edad fueron aprehendidos por la policía en Buga, quienes están presuntamente implicados en los hechos criminales del pasado 7 de julio.

Ese día fueron lanzados artefactos incendiarios y piedras a los vehículos que transitaban en la vía, lo que ocasionó varios heridos y daños materiales a los conductores en sus autos.

En este operativo se incautaron dos armas de fuego hechizas y un arma traumática modificada, junto con 30 botellas para la posible creación de bombas molotov.

Palmira

20 escudos metálicos, siete canecas metálicas, 10 caucheras y cuatro bolsas de canicas, fueron incautados por las autoridades en Palmira. Las canicas tenían como propósito ser utilizados en las manifestaciones programadas para el 20 de julio y generar disturbios, de acuerdo con las autoridades.

Neiva

En la Comuna 1 de Nieva, las autoridades reportaron el allanamiento de cuatro inmuebles, donde se encontraron 42 unidades de pólvora (voladores), 50 botellas de plástico y de vidrio para hacer más bombas, canicas, pancartas alusivas a la Primera Línea y brazaletes con la inscripción del ahora inexistente grupo M19.

También encontraron material de dotación industrial como máscaras antigas, gafas, guantes, escudos artesanales e insumos de primeros auxilios.

Soacha

En el departamento de Cundinamarca fueron capturadas cuatro personas bajo el nombre de Pipe, Millos, Tapitas y Zarco, supuestos responsables de los hechos del 20 de junio, donde un uniformado de la Policía Nacional en el sector del Tropezón sufrió agresiones mientras estuvo retenido en contra de su voluntad.

Las autoridades explicaron que uno de los implicados, alias Pipe, “fungía como líder de la autodenominada Primera Línea en este municipio”.

Todos los capturados fueron presentados frente a un juez de control de garantías bajo los cargos de delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, uso privativo de las fuerzas armadas y tráfico de drogas.

Los menores de edad fueron dejados bajo la tutela del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para la restitución de sus derechos.