Bolsonaro dejó ver que cada pueblo tiene el gobernante que se merece

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en otra de sus declaraciones directas y sin tartamudear, expresó que el pueblo brasileño “merece sufrir” si en las próximas elecciones presidenciales vota por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La reacción tan contundente de Bolsonaro surgió luego de que el Tribunal Supremo Federal (TSF) decidiera dejar a Lula libre en el juicio de apelaciones por los procesos de corrupción que pesaban en su contra, lo que abre la puerta para que se presente como candidato.

Fue un ocho a tres, interpreten como quieran, cuestionó en referencia a la decisión del Supremo”, dijo el mandatario.

El presidente también le dijo a la prensa local y a sus seguidores que Lula ha considerado que la población se acostumbra a beneficios estatales, como planes sociales. Mientras que él ha defendido la “meritocracia”, a pesar de admitir que es “difícil de ser aplicada”.

Adelantó que en las próximas elecciones presidenciales se postulará con otro partido que deberá elegir, ya que Alianza por Brasil no está listo.

Ante las innumerables críticas que ha recibido por el manejo de la pandemia, Bolsonaro manifestó que aunque lo acusen de “genocida”, las cuarentenas prolongadas tienen un efecto aterrador para una nación.

El daño de las cuarentenas es mayor, con una generación sin escuela, gente muriendo por depresión, quiebra económica”, resaltó.

Lula se lanzará para elecciones 2022

Por su parte, el líder socialista, que ha sido señalado por múltiples casos de corrupción, ya mostró su disposición a presentarse en las elecciones de 2022. Sin embargo, sus planes podrían quedarse congelados si la decisión del juez Edson Fachin no se mantiene y si el exmandatario es condenado en segunda instancia por los tribunales federales.

La oposición brasileña acusa a Lula, quien estuvo en la presidencia por ocho años (2003-2010), de dejar un país con graves problemas de narcotráfico y violencia, además de un excesivo “personalismo” en la política exterior.

Su administración estuvo marcada por los señalamientos de casos de corrupción y enriquecimiento ilícito, así como alianzas con países comunistas y dictaduras de la región a través del Foro de São Paulo.

La sombra del famoso caso de corrupción mundial de la constructora Odebrecht acompaña la figura del exgobernante socialista.