Bolivia: cuatro meses de prisión preventiva para ex presidenta Jeanine Áñez y sus exministros

Áñez y dos de sus ex ministros, han sido acusados de “sedición, terrorismo y conspiración” en la crisis de 2019
A Jeanine Áñez se le dictó como prisión preventiva el Centro de Orientación Femenina de Obrajes

El Juzgado de instrucción en lo penal Regina Santa Cruz dictó prisión preventiva de cuatro meses para la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, en un penal en La Paz, al igual que para dos de los exministros de su gobierno: Álvaro Coímbra, de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía.

La presidente interina, quien en la crisis de 2019 asumió el cargo porque era la parlamentaria a la que le correspondía constitucionalmente esa responsabilidad ante la ausencia del presidente y del vicepresidente -quienes habían huido del país para no someterse a la justicia- estará recluida en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes mientras que los exministros interinos permanecerán detenidos en la cárcel de San Pedro.

Tanto Áñez, como Coimbra y Guzmán han sido acusados de cometer delitos de “sedición, terrorismo y conspiración” en 2019 contra el expresidente socialista Evo Morales, quien en ese momento renunció al poder en un largo mensaje transmitido por radio y televisión, huyó del país para evadir la justicia y ahora que su partido volvió a ganar las elecciones, regresó a Bolivia argumentando que se había marchado porque le habrían dado un golpe de Estado.

Aunque la Fiscalía había solicitado inicialmente seis meses de detención preventiva, la juez aprobó solo cuatro meses.
Tras la captura de Áñez, expresidentes e importantes dirigentes de la oposición denunciaron una persecución política alegando un falso «Golpe de Estado», acciones ponen en riesgo el orden constitucional en Bolivia.
Tanto la OEA como la Unión Europea y Estados Unidos han señalado su preocupación por la situación de la exmandataria y han alertado que el caso tiene tinte político y que se han estado violando sus derechos.