bloqueos y vandalismo afectan empresas en Colombia

Los bloqueos en las vías y el vandalismo salvaje que desde el pasado 28 de abril es generado en Colombia por encapuchados ligados a grupos terroristas como las FARC y el ELN, ya comienzan a tener efectos devastadores para las empresas colombianas, en especial en el Valle del Cauca, epicentro de los disturbios, donde la Cámara de Comercio reportó pérdidas de hasta $1,2billones (unos US$272,0 millones) por cada semana.

El caso de la empresa Huevos Kikes, ubicada en ese departamento es solo la punta del iceberg. Su presidente, Juan Felipe Montoya, relató al medio local Blu Radio que producto de los bloqueos ilegales que impiden el paso de los alimentos, cuatro millones de aves están en peligro de morir. Agregó que muchos ya han muerto.

Montoya adelantó que tuvo que sacrificar 400.000 gallinas que se estaban muriendo de hambre. Además, informó que los graves disturbios ponen en peligro 2.500 puestos de trabajo.

El saqueo indiscriminado de estos grupos violentos también han acabado con una parte de sus animales, ya que se robaron 660.000 gallinas.

Pérdidas millonarias

Solo en el Valle del Cauca se reportó que 41,3% de las compañías no se encuentra operando y 47,2% de ellas lo hace de forma parcial. Clic para tuitear

El Ministerio de Hacienda estima que las protestas, consideradas las más largas y violentas en la historia reciente del país, cuestan unos 132,4 millones de dólares cada día.

Por su parte, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, denunció que se dejaron de producir 560.000 barriles de petróleo y de exportar 200.000 toneladas de carbón, con pérdidas por 250.000 millones de pesos (68.3 millones de dólares) al sector minero energético.

A pesar de que las razones por las que comenzaron las protestas están anuladas y archivadas, como lo son la reforma tributaria y la reforma a la salud, sindicatos de trabajadores, estudiantes y organizaciones convocaron a una nueva jornada de manifestaciones “pacíficas” que terminan convirtiéndose en saqueos, vandalismo y caos, como ya ha venido sucediendo desde hace días en la nación suramericana.