Biden: Los cambios a la Oficina Oval y su significado | THE LATAM POST

Biden: Los cambios a la Oficina Oval y su significado

Joe Biden quiere dejar constancia que la suya es una nueva era… y ha empezado...
Joe Biden presidente de los EEUU

Joe Biden quiere dejar constancia que la suya es una nueva era… y ha empezado por cambios en la Oficina Oval. El nuevo jefe de gobierno de los Estados Unidos de América ha dotado a su despacho oficial de la Casa Blanca de ciertos símbolos que ayudan a vislumbrar hacía donde van a girar las líneas de su gestión.

«Era importante para el presidente Biden entrar a una Oficina Oval que se pareciera a su ideal de Estados Unidos y empezara a dar una visión de quién va a ser él como presidente», afirmó Ashley Williams, subdirector de operaciones del Despacho, en la visita exclusiva que se le otorgó en exclusiva a The Washington Post (TWP).

Bustos y retratos de líderes elegidos por el demócrata para servirle de inspiración y compañía en su oficina del Ala Oeste, parecen ser una clara declaración de intenciones del nuevo rumbo que pretende dar a la nación estadounidense.

El primero en tener que “desocupar” el despacho fue el busto de Winston Churchill, líder británico y notable estadista, con un papel destacado en la segunda guerra mundial. Esta figura, había sido retirada del despacho durante la administración de Barak Obama y posteriormente reivindicada en su lugar por Donald Trump. Ahora le toca volver de nuevo a los almacenes de la Casa Blanca.

Pero la ausencia de esta figura no tuvo mucho tiempo para hacerse extrañar. Nuevas piezas vendrían de inmediato a reemplazar con su influencia, la habitación.

Cesar Chávez entra al Ala Este

Este es probablemente una de las novedades que más polémica ha causado. Se trata de la aparición en el Despacho de un busto del líder agrario de origen hispano, César Chávez (1927-1993), fundador del sindicato United Farm Workers.

Chávez, oriundo de Arizona, se convirtió en uno de los principales líderes en la defensa de los derechos civiles de los hispanos y de los trabajadores del campo, en su mayoría inmigrantes.

Esta figura tiene un guiño especial para los demócratas, ya que este dirigente campesino fue quien popularizó el grito de «Sí, se puede» («Yes, we can»), concebido originalmente por la sindicalista Dolores Huerta y que se convirtiera años después en el lema de la campaña presidencial de Barack Obama.

Pero quizás lo más comentado en redes sociales sobre esta efigie , es el lugar privilegiado en el que se encuentra ubicado: en una mesita ubicada justo atrás del escritorio principal, junto a las numerosas fotos familiares de Biden, es decir, los elementos mas personales del salón.

Sin rastro de lo militar

Dentro de la Oficina Oval, a la derecha del escritorio, se podían encontrar las banderas de las diferentes ramas del Ejército de los EE.UU. Hoy no hay el menor rastro de la presencia militar y en el lugar la bandera estadounidense y otra con el sello presidencial.

Por el contrario, si algo quiso enfatizar el nuevo ocupante del Ala Oeste, es sin duda el carácter civil de poder y la exaltación de las figuras más destacadas de la lucha por los derechos que han logrado.

Ahí están ahora, por ejemplo los bustos de Martin Luther King y Robert F. Kennedy, dos de los líderes cuya lucha e impacto en materia de derechos civiles, ha sido referencia reiterada en los discursos e intervenciones de Biden, según ha reseñado la prensa estadounidense.

El toque femenino a la habitación es la esfigie de Rosa Parks, activista afroamericana y figura clave para la activación del movimiento que llevó al fin de la segregación en Estados Unidos.

Un rostro que ya no esta

Otro en recibir «desalojo» fue retrato de Andrew Jackson, 7º presidente de EE.UU. con quien Trump solía identificarse tanto por estilo, como por haber sido ambos objetos de incomprensión y ataque a sus gestiones por parte de algunos sectores del país.

El lugar de Jackson lo ocupa ahora el perfil de Benjamin Franklin, uno de los padres fundadores de la nación y prominente escritor, científico y filósofo. TWP afirma que este retrato representa el interés de Biden en confiar en la ciencia en medio de esta pandemia.

Sobre la chimenea cuelga ahora un retrato de Franklin D. Roosevelt, su precesor en el gobierno, que le tocó guiar a EE.UU. durante los tiempos retantes de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Duetos estadistas

Otro expresidente que ocupa ahora la sala, es Thomas Jefferson, quien fue colocado en dueto polémico junto a Alexander Hamilton, el ex secretario del Tesoro con el que frecuentemente tenia descuerdos.

Para el vocero del Despacho “Se trata de un símbolo de cómo las diferencias de opinión, expresadas dentro de las barandas de la República, son esenciales para la democracia», según indico a TWP.

Frente a frente también están los perfiles de dos destacados expresidentes:
George Washington y Abraham Lincoln, asociados con la honestidad y la libertad.