Biden pone trabas a la extracción de hidrocarburos en EE.UU. | THE LATAM POST

Biden pone trabas a la extracción de hidrocarburos en EE.UU.

Detener la extracción de hidrocarburos en suelo estadounidense. Esta es un nuevo objetivo del gobierno...
El Gobierno de Biden busca restringir la extracción de hidrocarburos en EE.UU.

Detener la extracción de hidrocarburos en suelo estadounidense. Esta es un nuevo objetivo del gobierno de Joe Biden, quien firmó una resolución para suspender “en la medida posible” las futuras perforaciones para la búsqueda de combustibles fósiles en terrenos que son federales, según anunció la Casa Blanca este miércoles 27 de enero.

La medida, que no afectará a los contratos ya existentes, concreta lo que ha sido una de las principales promesas electorales del demócrata.

La medida ha causado ya una gran molestia en la industria estadounidense de los combustibles fósiles. Para Mike Sommers, presidente y director del ejecutivo del American Petroleum Institute “restringir el desarrollo en tierras y aguas federales no es más que una política de importar más petróleo”.

La extracción de hidrocarburosgeneró 11 mil 700 millones de dólares en ingresos en 2019, según datos oficiales.

Se prevé que el impacto económico de esta medida se verá reflejado este mismo 2021, con pérdidas de cientos de millones de dólares y un aumento en la tasa de desempleo en este sector de la economía norteamericana, que es responsable de más de 15 millones de puestos de trabajo de forma directa e indirecta.

Ir a más

En el acuerdo, el gobierno de Biden se compromete a extender el radio de acción, de detener la extracción de hidrocarburos en suelo estadounidense, a proteger el 30% de las tierras y aguas federales para el 2030, con el objetivo de detener la perdida de la biodiversidad.

En respuesta, la organización sin fines de lucro, Océano, ha pedido al presidente que vaya mucho más allá y convierta esta moratoria en las concesiones en prohibición permanente de extracción, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y daños al medio ambiente.

El informe de gobierno del año 2018 señala, que una cuarta parte de las emisiones de dióxido de carbono estadounidense provienen de la enajenación de energía en las tierras públicas.

Cumbre climática

La medida apoya una de las metas del nuevo gobierno de EE.UU., que se platea «convertir el cambio climático en una prioridad» de su política exterior  y la seguridad nacional, según reseña un memorando en la Casa Blanca.

En ese sentido, el gobierno de Biden anunció que convocará una cumbre climática organizada por Washington, a la que espera que asistan las principales voces en el tema del cambio climático. La misma se llevaría a cabo el 22 de abril, Día Mundial de la Tierra.