Beisbolistas cubanos desertaron de la Selección en el Mundial Sub-23 en México

Esta es la mayor deserción en masa de cubanos de la isla en el extranjero. La crisis política, la falta de libertada y la represión del comunismo han llevado a los jóvenes al extremo.

Por Redacción TLP

La noticia salto en el Mundial Sub-23 de Béisbol en el estado norteño mexicano de Sonora. Al menos once jugadores profesionales de la Selección cubana se fugaron de la concentración, y no volvieron en el avión de vuelta a la Isla.

Se trata de la máxima cantidad de abandonos de la historia, habiendo sido el último de 9, en el año 1996. Las deserciones no son una decisión fácil para los cubanos, ya que la dictadura castrista toma fuertes represalias contra sus familiares que todavía sigue en Cuba. Pero muchas veces estos castigos son menos duros que tratar de vivir en el régimen comunista.

Además, los desertores tienen las esperanzas de conseguir trabajo en México o en Estados Unidos y poder mantenerse no sólo a ellos mismos si no que a toda su familia en Cuba enviándoles dinero.

Los últimos desertores en Hermosillo fueron los jugadores Loidel Chapellí Jr., de 19 años de edad, y Yandy Yanes, de 23, ambos originarios de Camaguey. Otros de beisbolistas cubanos que desertaron son Miguel Antonio GonzálezLuis Dany Morales (Pitcher), Ubert Mejías (Pitcher), Loidel Rodríguez (Receptor), Reynaldo Lazaga (Jardinero), Diasmany Palacios (Utility), Yeinel Zayas (Lanzador) y Miguel Antonio González (Infielder).

La cifra se registró durante la ronda eliminatoria del Campeonato disputada en la ciudad de Obregón. El certamen, auspiciado por la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC), se encontraba en la llamada Súper Ronda con los seis mejores clasificados, entre los que pudo ingresar Cuba a pesar de las bajas.

El manager del equipo, Eriel Sánchez, intentó minimizar la situación que atraviesa, aunque reconoció que se ha visto obligado a alterar los planes y a exigir el máximo esfuerzo a los jugadores.

Por su parte, el responsable de la delegación cubana, Luis Daniel del Risco, declaró que:

a pesar de que muchas personas quieren acabar con nuestro béisbol no vamos a dejar que eso ocurra
en clara referencia a las deserciones. Del Risco es el hombre del régimen que se encarga de mantener en línea a los jugadores, generalmente robándoles los pasaportes y amenazándolos con torturar a sus familiares si desertan. A pesar de todo esto, no logró frenar el mayor éxodo de la historia del país.

La situación política, económica y social de Cuba es crítica. Miles de personas salieron a las calles del país el pasado 11 de julio para exigir mejor condiciones de vida. La dictadura contestó con represión, censura y detenciones.

Deja un Comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

TE PODRÍA INTERESAR