Nicaragua: Ley aísla a bancos del sistema financiero internacional

Nicaragua: Ley aísla a bancos privados del sistema financiero internacional

La Asación de Bancos Privados (ASABANP) rechazó la Ley de reforma porque esta transgrediría la libertad convenida entre bancos y clientes
Bancos privados contra reforma de Ley del consumidor

 

Los bancos privados recurriría a un amparo contra la Ley de Reformas y Adición a la Ley N.824 “Ley de Protección de los Derechos de las personas consumidoras y usuarias”, que entró en vigencia el pasado martes y que pone en riesgo el sistema financiero de Nicaragua y ampararía a algunos funcionarios del gobierno.

El economista Maykell Marenco lamentó que la Asamblea Nacional no escuchó al sector privado y banca comercial que alertó sobre las afectaciones a la imagen país, reseñó la televisora local 100% noticias.com.

La Asociación de Bancos Privados (ASABANP) rechazó la Ley de reforma porque esta transgrediría la libertad convenida entre bancos y clientes.

Una Ley que afectará inversiones

A pesar de las preocupaciones de la banca privada, no ha habido una nota aclaratoria de las autoridades. Tanto la Superintendencia de Bancos y otras entidades financieras (SIBOIF), como el Banco Central de Nicaragua han mantenido silencio, por eso buscarán un amparo contra esta ley.

“El poder legislativo y todas las personas que nos representan no se han detenido a considerar esa preocupación, es completamente preocupante, porque tenemos un poder legislativo que no está escuchando al sector productivo nacional, un poder legislativo que está legislando para el Ejecutivo y no para el pueblo”, expresó Marenco.

De acuerdo con el economista, la “incertidumbre” que causa la medida, terminará generando desconfianza en el sector privado, lo cual va a repercutir en las futuras inversiones.

Con la entrada en vigencia de esta ley se favorecería a aquellos diputados que han sido sancionados por Estados Unidos, entre ellos el exdirector de Ingresos, Byron Jerez.

El funcionario celebró públicamente que con la aprobación de esta ley «los bancos no podrán tomar represalias» ni en su contra ni contra ninguno de sus compañeros, «ni contra nuestros familiares, cerrando cuentas bancarias”.

La posición de Jerez también fue respaldada por los diputados sandinistas que votaron a favor de la polémica Ley.