José Benegas

Abogado, periodista y escritor. Master en Economía y Ciencias Políticas por el instituto universitario eseade (Argentina), es miembro del directorio del Interamerican Institute for Democracy de Miami, Estados Unidos. Conductor de radio y televisión

Ecuador no quiere a Correa

¿A dónde va Latinoamérica? ¿A la derecha, a la izquierda, a las nuevas versiones de ambas cosas? Si vemos cómo a fines del siglo XX el llamado socialismo del siglo XXI volvía a ilusionar a la izquierda luego del colapso del Muro de Berlín, pero años después se veía lo que parecía una contra ola en Argentina con Mauricio Macri, Sebastián Piñera en Chile, Pedro Pablo Kuczynski en Perú y Lenín Moreno en Ecuador, más el surgimiento del gobierno paralelo en Venezuela de Juan Guaidó y, más tarde, una vuelta al principio en ese supuesto viento que quería ver Maduro en los disturbios en Ecuador y Chile. La historia continúa en una tercera temporada con la victoria de Iván Duque en Colombia, Jair Bolsonaro que se impone al PT de Lula da Silva y hace un año las protestas contra Evo Morales terminan con su renuncia, a la que llaman golpe, aunque en las siguientes elecciones gana su candidato Luis Arce. Hoy, mientras seguimos expectantes a lo que pueda pasar en Perú en una elección muy atomizada, Ecuador nos vuelve a decir que el destino de esta Latinoamérica, que debería estar cansada de estar detenida en el tiempo, no está escrito para nada. Guilermo Lasso, el banquero que quiere controlar el gasto público, flexibilizar el mercado de trabajo y favorecer la inversión privada en general y el petróleo en particular, se impuso en esta segunda vuelta con el 52,5% de los sufragios frente al 47,5% de Andrés Arauz, el pichón de Rafaél Correa con el que éste soñaba con recuperar su influencia. En la primera vuelta Lasso había cosechado un 19,74% de apoyos y Arauz creía