Chabelly Agudelo, autor en THE LATAM POST

Chabelly Agudelo

Estudiante de la carrera de derecho de la Universidad Javeriana. Concomitante a los estudios de leyes, ha sido su interés el estudio y la comprensión de los mercados. Afín a la filosofía política liberal, ha desarrollado contenido para el segmento de opinión de RCN, pertenece al grupo de estudios económicos y liberales Juan de Lugo de la universidad Javeriana, sostiene una página de instagram denominada "La verdad es libetad" de contenido liberal en su sentido clásico y es confundadora de Ladies of Liberty del capítulo Cali.

Colombia: Cada 4 años nos prometen el oro y el moro

Cada 4 años nos prometen el oro y el moro, el cambio y la prosperidad. Nos dicen que van a acabar con la corrupción y que el progreso y el desarrollo van a venir de su mano. Nos prometen calles seguras y parques, nos prometen educación y justicia y nos prometen la paz. Y en todos estos años ¿qué nos ha dado la generación que nos ha acusado a los jóvenes de no leer, de degradar la música, de ser flojos y de no trabajar tanto como deberíamos?Nos trajeron la deuda pública más alta de la historia, pues hoy casi el 70% de lo que producimos lo debemos y puede ser peor, si el peso continúa devaluándose.Se nos roban anualmente 50 billones de pesos al año, el equivalente a quitarle la posibilidad a 500.000 familias de adquirir una vivienda.Despilfarran en promedio 7 millones de millones de pesos al año en obras que no necesitábamos, esas que se conocen como elefantes blancos, como aeropuertos que nunca se utilizan, escuelas que nunca se inauguran u hospitales que no atienden pacientes.Nos manipulan con sus mentiras y les cambian los nombres a las cosas para que las aceptemos sin oponernos, a los impuestos les llaman contribuciones, a lo forzoso le llaman solidaridad, a sus ideas le llaman interés público, a sus robos les llaman trabajos, a su violencia le llaman autoridad y a su adoctrinamiento le llaman educación. Y ahora acuden a nosotros dizque por nuestro propio bien, que para entregar subsidios a las personas que

Colombia​: La parodia de la vida política

No logro sentir nada diferente de indignación y enojo en este instante en el que asisto a la parodia de la vida política. Acostumbrada a las mentiras y a los eufemismos, hoy también debe soportarse el cinismo en forma de elaboradas estrategias de comunicación que apelan a nuestras emociones básicas para que no nos tomemos la molestia de pensar, sino para que aceptemos los disparates del gobierno “con el corazón”. Hace un par de meses el país ha visto la charlatanería del presidente y, sobre todo, del ministro de Hacienda, con el propósito de vendernos, en plena crisis, los nuevos impuestos y el incremento de los viejos bajo el ropaje de la solidaridad y de la ayuda a los más necesitados. El incompetente sentado en el trono del poder y su séquito de arlequines se hizo elegir con la promesa de austeridad y bajos impuestos, pero, en nombre de la ciencia, que no del poder que es lo que realmente los motiva, o tal vez por mera incompetencia intelectual, aun cuando los datos empezaron a mostrar la inefectividad de los cierres que nosotros tanto hemos criticado, decidieron tirar por la borda, bajo el falso dilema de la economía o la vida, las posibilidades de ganarse el pan de los ciudadanos y sumergieron al país en la crisis más profunda jamás habida, que, por cierto, excede lo económico, ya que la lista de perjuicios sociales va más allá de la falta de ingresos. En el país de la corrupción, de los ministros y fiscales

Colombia: Subida del salario de los congresistas

En días pasados, miles de ciudadanos manifestaron su indignación por el aumento del salario de los congresistas, especialmente, ahora que las personas la están pasando tan mal debido a las medidas de confinamiento que, como palazos de ciego, siguen dando los genios que nos mandan. No le falta razón a la gente, casi 35 millones de pesos mensuales de salario parecen una aberración frente a los 25 millones de pobres que viven en nuestro país. Pero estas quejas son solo paños de agua tibia para un mal mucho mayor. Empecemos por el principio: El idílico sueño de llegar a ser congresista para hacer de este mundo un lugar mejor, (comillas) se cumple a través de estos 5 caminos: • El del poder, que se presenta cuando tu familia ya pertenece a la clase política y se te abren las puertas del mando; • El de la riqueza, que ocurre cuando tus influyentes padres o tíos te ayudan a patrocinar tu expedición política;• El de la discriminación positiva, que se presenta cuando la clase política se disfraza de incluyente y le abre las puertas del poder a cualquiera que haga parte de una minoría.• El del talento, que es cuando brillas con luz propia y tus resultados académicos seducen a la clase política porque tu capacidad de construir fórmulas econométricas o argumentos jurídicos audaces servirán para justificar casi cualquier política pública.• Y, por último, el del esfuerzo, que aparece a veces para los que hace años se matricularon en las juventudes de un partido político

¿Qué es el socialismo? PARTE II

Por qué el socialismo está condenado al fracaso y cómo llega a ese punto, es parte de la explicación que hoy traemos en este segundo artículo y video. Si acaso no recuerdas cómo se define el socialismo, devuélvete a mi vídeo anterior. Dos genios de la economía nos dieron la respuesta sobre la imposibilidad del socialismo: en primer lugar, Ludwig von Mises nos enseñó que si el estado se encarga de la producción de la totalidad de los bienes y servicios que la sociedad necesita, esta monopolización de la producción elimina la posibilidad de que los precios de las cosas cobren vida, de modo que es imposible para los gobiernos saber si tienen ganancias o si tienen pérdidas, es decir, si usaron bien los recursos o si los desperdiciaron. Para comprender este argumento, es necesario que entiendas cómo se forman los precios, pero no te preocupes, esto te lo explicaré en otro vídeo. Por ahora, quiero que sepas que el hecho de tener utilidades no es un indicador fiel de hacer las cosas bien, pues en lo que verdaderamente debes fijarte no es si tienes ganancias, sino si tus ganancias superan las ganancias del sector al que perteneces o, al menos, si las ganancias que obtienes te dan rendimientos superiores a las tasas de interés del mercado. Esta crítica al socialismo se le conoce como La imposibilidad del cálculo económico.  En segundo lugar, Friedrich Hayek describió el problema del socialismo como la imposibilidad de que el Estado obtenga la información relevante que le permitiría tomar

¿Qué es el socialismo?

Solemos escuchar a las personas decir: "EL CAPITALISTA ESE", "EL SOCIALISTA ESE", pero ¿saben realmente los colombianos y latinoamericanos, lo que el capitalismo y el socialismo significan? Ya en la entrega pasada hablamos sobre el capitalismo, en este artículo y video vamos a hablar de lo que es el socialismo. El socialismo es un sistema con el que se pretende que el Estado se apropie de los medios de producción para dirigir la economía desde unas oficinas centrales, las que normalmente están a cargo de un partido político o de un caudillo, y distribuir la riqueza igualitariamente entre todos los miembros de la población. Al menos, esta es la definición de lo que en la teoría se conoce como el socialismo real. Esta idea de dejar la producción de bienes y servicios en manos del gobierno fue llevada al extremo en la Unión Soviética y fracasó. Estos hechos, en lugar de meternos en la cabeza que el socialismo es un sistema equivocado, mutó, y, desde entonces, el Estado permite que los particulares creen la riqueza, para luego redistribuirla de forma equitativa, pues se piensa que los mercados son muy buenos en la tarea de crearla, pero muy malos a la hora de redistribuirla. A esto algunos autores le han llamado el socialismo del siglo XXI o la Tercera vía, otros lo identifican con el neoliberalismo, otros continúan llamando a esta variación del socialismo, capitalismo, muy equivocado, en nuestra opinión. Pero del capitalismo nos ocuparemos en otro artículo. Hablemos sobre la primera característica del

¿Qué es el capitalismo? | Parte I

Hoy hablaremos del capitalismo, el sistema económico antagonista a la planificación centralizada. De forma general, el capitalismo puede entenderse como un sistema económico en el que los medios de producción se poseen privadamente y sus usos están definidos por sus propietarios por medio de contratos que los individuos libremente suscriben. En el sistema capitalista, las personas revelan sus preferencias a través de los intercambios y, de la competencia por comprar lo más barato y de vender lo más alto que se pueda, nacen los precios. Los precios son de importancia capital dentro del sistema capitalista, pues concentran una gran cantidad de información que guía la toma de decisiones de los individuos en su intento de mejorar su bienestar. A efectos de evitar confundir capitalismo con los significados de mercado o de economía de mercado, es importante aclarar que, contemporáneamente, el capitalismo tiene unas características distintivas: Hay lugar a la inversión y a un mercado de capitales La producción y el consumo ocurre en masa y gira en torno a grandes compañías de propiedad de millones de accionistas y que son dirigidas, en su mayoría, por administradores profesionales. Los empresarios cumplen los roles fundamentales de encontrar nuevas oportunidades de ganancia y de innovar, lo que trae como consecuencia la coordinación entre la oferta y la demanda. Los contratos entre empleadores y trabajadores tienden a ser flexibles y a corto plazo, a diferencia de los contratos en la antigüedad y a excepción de los de los artistas destacados y de los deportistas de élite, por