Militares secuestrados

Con el secuestro de ocho militares venezolanos y la difusión del video de fe de vida de estos, el Frente Décimo de las FARC ha puesto entre la espada y la pared al Alto Mando Militar, que ahora tendrían tres alternativas para afrontar esta situación y en ninguna pareciera que el desenlace será favorable para el régimen.

La primera opción sería ir a un diálogo y negociación con el grupo narcoguerrillero que a cambio de la vida de sus subalternos tendría que cederles control de territorio venezolano y operaciones de rutas para sus actividades criminales.

Ese eventual escenario, además, pondría en una posición incómoda al régimen con sus fieles aliados: Jesús Santrich e Iván Márquez, líderes de la Segunda Marquetalia de las FARC, que en este momento mantiene una lucha a muerte contra el Frente Décimo de las FARC, comandado por Gentil Duarte, para tratar de alcanzar el control absoluto de las rutas del narcotráfico entre Colombia-Venezuela y El Caribe.

La segunda opción que tendrían los militares venezolanos sería combatir directamente contra los guerrilleros para tratar de recuperar a los efectivos tomados como prisioneros de guerra, pero eso podría traer más bajas para la Fuerza Armada, tal vez más funcionarios secuestrados y que quede en total evidencia la falta de equipos, entrenamiento y eficacia del sector castrense del régimen.

El tercer escenario apunta a que se abstengan de seguir interviniendo en el conflicto entre el Frente Décimo de las FARC y la Segunda Marquetalia y esperen a que el grupo guerrillero tome la decisión sobre el destino de los militares que están secuestrados desde el 23 de abril.

En esta situación, cualquiera de estas decisiones se pueden esperar del Alto Mando Militar que tras permanecer en silencio por tres semanas este sábado han tenido que admitir el secuestro de sus subalternos.

Aunque el general Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa del chavismo, adelantó que no tendrían previsto negociar con los narcoguerrilleros, se contradijo al emitir el comunicado sobre el secuestro, cuando prometió que no escatimarán ningún esfuerzo y que agotarán “todas las vías posibles para recuperarlos sanos y salvos”.

Irónico: FARC muestra a prisioneros sin evidentes signos de tortura

El régimen mostró un video de los militares pero sin audio, lo cual evitaba que la ciudadanía pudiese comparar el tratamiento que los militares han recibido por parte los guerrilleros.

Esta medida de silenciar al material audiovisual llamó la atención de la ciudadanía en las redes sociales, que empezaron a criticar el silencio y el control de la información en la versión oficial.

No obstante, la Alianza Informativa de Cima 360 y The Latam Post obtuvo en exclusiva el material audiovisual, en el que se evidencia que los jóvenes, pese al cautiverio y de haber librado cruentos combates, no están heridos, tampoco muestran indicios de estar bajo sustancias psicotrópicas ni de haber sido torturados.

Tras la difusión del material, fue inevitable que los ciudadanos hicieran comparaciones del tipo de trato que le da el régimen y la guerrilla a sus capturados.

Algunos usuarios en Twitter recordaron que en ocasiones altos dirigentes del chavismo han expuesto a los opositores detenidos en condiciones deplorables, con evidentes signos de torturas y heridos, además con indicios de haber sido expuestos a sustancias psicotrópicas previo a la declaración. Incluso, se han burlado y has pisoteado la dignidad de los adversarios detenidos.

 

 

 

La negociación es por territorio

El director de la organización no gubernamental Fundaredes, Javier Tarazona, comentó para la Alianza Informativa de Cima 360 y The Latam Post, que una negociación con los guerrilleros implicaría que el régimen tenga que ceder el territorio producto de la intimidación.

Tarazona recuerda que desde hace más de una semana el régimen tiene conocimiento del secuestro de los miliares y que habría dos videos como fe de vida.

“Hace ocho días denunciamos que el régimen tenía el video”, indicó.

En sus redes sociales también señaló que hay militares de los que se desconoce su paradero y el régimen aún no ha dicho nada ni ha dado respuesta a los familiares que esperan angustiadas informaciones.

 

Información redactada por las periodistas Carola Briceño y Beatriz Galindo para la alianza informativa de The Latam Post, Cima News Digital y el Diario El Nacional.