Alexei Navalny: un esqueleto espeluznante que sigue retando a Putin
Alexei Navalny sigue retando a Vladimir Putin

Tras 24 días en huelga de hambre y muchas voces en el mundo clamando por su salud Alexei Navalny, apareció de nuevo gracias a un enlace de video desde la prisión, previo a una audiencia en el tribunal del distrito de Babushkinsky, en Moscú, en donde hizo alusión al «rey desnudo» del cuento del danés Hans Christian Andersen «El traje nuevo del emperador», solo que este emperador no cree precisamente en todo lo que le dicen y se llama Vladimir Putin.

En la fantasmal imagen se le ve famélico, de rostro muy delgado, trajeado en el negro color de prisionero. Luego de tantos días sin consumir alimentos, la delgadez por desnutrición es notoria, lo que puso en riesgo su vida. Su nivel de potasio en sangre había pasado a ser crítico y estaba al borde de un paro cardiaco, indicó el grupo de médicos que lo apoya.

¿Por qué los presos hacen huelga de hambre? Esta pregunta solo preocupa a quienes no fueron prisioneros. Todo parece complicado desde fuera. Pero desde adentro, todo es simple: no tienes otros métodos de lucha”, escribió en su cuenta de Instagram entonces.

Un rey desnudo ante un pueblo que grita libertad

En su comparecencia ante la corte, pese a su delgada figura, mostró que su temple no ha sido doblegado por los carceleros rusos del régimen de Vladimir Putin.

Quiero decir, mi querido juez, que su rey está desnudo y millones de personas están gritando por eso. Veinte años de gobierno infructuoso han llevado a este resultado: una corona que se le cae de las orejas. Miente en la televisión, hemos desperdiciado billones de rublos y nuestro país continúa deslizándose hacia la pobreza”, dijo el líder opositor de acuerdo con lo publicado por el diario inglés The Guardian, y dejando claro que a la desnudez a la que se refiere es a la de un rey que poco a poco ha ido perdiendo poder ante un pueblo que grita por su libertad.

Un esqueleto espeluznante

Navalny dedicó un momento para hacer un emotivo llamado a su esposa: “Julia, si puedes oírme, levántate un segundo, quiero mirarte. Ayer me miré en un espejo y soy un esqueleto espeluznante. Pesaba lo mismo que en séptimo grado. Si me hubiera quitado la túnica, me hubiera visto mucho peor”.

Navalny hizo también un balance de su alimentación: “Ayer comí cuatro cucharadas de avena, hoy cinco. Cuando llegue a las 10 cucharadas, será un gran avance. Pero para obtener 60 gramos de zanahorias crudas, escribí una petición, todavía lo están considerando”, destacó un pedido alimenticio que aún no le ha sido concedido.

La Fundación de Navalny será ilegalizada

Durante los últimos días la opresión y persecución de los seguidores de Navalny ha ido aumentando en la misma medida en que los rumores indican que su Fundación Anticorrupción (FBK) será ilegalizada por la justicia rusa, al darle el calificativo de organización extremista.

Leonid Volkov, quien está al frente de la organización, manifestó que es imposible mantener abiertas las oficinas ante las acusaciones, arrestos y cargos penales que están siendo abiertos contra ellos.

Navalny lucha con todo lo que puede para evitar ser doblegado, mientras cumple una sentencia de dos años y medio por malversación de fondos de 2013.