Navalny enfrenta un nuevo juicio por difamación

Navalny enfrenta un nuevo juicio por difamación

    El líder ruso de la oposición, Alexéi Navalny, que la semana pasada fue...
Navalny enfrenta un nuevo juicio por difamación

 

 

El líder ruso de la oposición, Alexéi Navalny, que la semana pasada fue sentenciado a 2,5 años de cárcel, enfrenta un nuevo juicio, esta vez por difamación.

A Navalny, que el año pasado fe envenenado y debió salir de Rusia para poder salvar su vida, lo acusan de difundir informaciones «falsas» e «injuriosas» sobre un excombatiente de la Segunda Guerra Mundial cercano a Vladimir Putin.

El conocido activista anticorrupción calificó de «vergüenza para la nación» y de «traidores» a quienes intervinieron en el video con el que tratan de incriminarle y aseguró que el nuevo proceso en su contra se trata «una maniobra política».

Con este juicio, al más acérrimo crítico de Putin podrían condenarlo a pagar una multa o a sufrir una nueva pena de cárcel.

La semana pasada,  Navalny enfrentó un juicio express, con el que se le acusó de no asistir a citaciones de la justicia rusa, como parte de un control judicial de 2014.

A la justicia rusa poco le importó que el activista anticorrupción no pudiera asistir porque estaba hospitalizado en Alemania entre la vida y la muerte, tras sufrir un envenenamiento del que acusa al régimen de Putin.

Cuando retornó a Rusia desde Alemania, el pasado 17 de enero, Navalny fue arrestado.  Este hecho desencadenó manifestaciones multitudinarias en las principales ciudades del país, que dejaron unos 10.000 arrestos y decenas de lesionados. Las protestas “no autorizadas” son reprimidas violentamente por la policía rusa.

Expulsión diplomática

El régimen de Putin dio a conocer este viernes la expulsión del país de tres diplomáticos europeos de Alemania, Polonia y Suecia, por manifestar su apoyo al líder opositor Alexéi Navalny.

El Ministerio de Exteriores informó que la medida fue tomada luego de que los funcionarios acudieron a las multitudinarias protestas  en apoyo a Navalny, reprimidas violentamente por la policía y dejando a miles de detenidos.