Alcaldesa de Bogotá pide perdón a los venezolanos por declaraciones xenófobas

La mandataria tendrá que rendir cuentas a la fiscalía colombiana por promover el rechazo de los migrantes venezolanos en su país
La mandataria tendrá que rendir cuentas a la Fiscalía colombiana por promover el rechazo de los migrantes venezolanos

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le pidió perdón a los venezolanos por sus polémicas declaraciones, que fueron calificadas de xenófobas.

López, quien se encontraba en su rendición de cuentas desde el sur de la ciudad, expresó que quería “pedir excusas” porque dos veces se refirió a los migrantes y dos veces generó polémica y eso no sería lo que quería. “Lo que queremos es explicar que estamos enfrentando un desafío”.

“Cuando yo señalo algunos problemas de inseguridad, no lo hago para causar una polémica ni para estigmatizar a nadie, sino para reconocer una realidad. Para que esa realidad no la ocultemos, la enfrentemos”, enfatizó.

#Video La mandataria dijo que no quiere causar polémica con sus declaraciones, sino que con ellas quiere explicar que la ciudad se enfrenta a temas de empleo, pobreza e inseguridad #MeridianoBLU pic.twitter.com/Y6FWGhFpH8

Aclaró que su país tiene como prioridad atender a los colombianos. “No es cierto que se le dé más prioridad a un venezolano que a un colombiano (en el sistema de salud), a quien necesite una cita médica, se le da un tratamiento igual”, aseguró.

Las pasadas declaraciones de la mandataria fueron tildadas de xenófobas por los venezolanos residentes en ese país, diferentes líderes políticos colombianos y hasta por funcionarios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que exigieron detener la estigmatización de los migrantes venezolanos.

López no se conformó con señalar que a los venezolanos migrantes se le daba más prioridad que a los propios colombianos, sino que también sostuvo que los venezolanos eran un factor de inseguridad en Colombia.

La alcaldesa también llegó a asegurar que los venezolanos “primero asesinan y luego roban”, mientras que en el ámbito laboral, según su criterio, representarían una competencia desleal para los colombianos.