Alarma mundial por expansión de la cepa británica de coronavirus | THE LATAM POST

Alarma mundial por expansión de la cepa británica de coronavirus

  La nueva cepa británica de coronavirus está causando alarma en el mundo por la...
Alarma mundial por expansión de la cepa británica de coronavirus

 

La nueva cepa británica de coronavirus está causando alarma en el mundo por la velocidad de su propagación y por el potencial alto nivel de mortalidad que tiene con respecto a la originaria de China, que desde marzo del año pasado provocó la pandemia mundial que ya ha dejado más de 2,1 millones de fallecidos98,5 millones personas infectadas.

Esta cepa, que es más agresiva y puede contagiar a los que ya estaban curados, empezó a ser visible en diciembre del año pasado en Reino Unido, que lo informó inmediatamente a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al empezar a estudiar su comportamiento, descubrieron que esta nueva variante era más peligrosa y será un desafío mayor para los equipos sanitarios de mundo entero.

Según los primeros informes enviados de Reino Unido a la OMS, esta nueva variante es hasta un 70% más contagiosa.

Ya ha sido detectada en más de 60 países, entre ellos Australia, Dinamarca, Italia, Islandia, los Países Bajos, España, entre otros.

 

Alarma mundial por expansión de la cepa británica de coronavirus
Infografía sobre expansión de la cepa británica (Información: Wikipedia)

 

El propio primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, tuvo que advertir este viernes sobre la nueva variante porque es más letal y se esparce muy rápido.

«Ahora hemos aprendido que, además de propagarse más rápidamente, la nueva variante del virus también puede estar asociada con un mayor grado de mortalidad. Por lo tanto, es más importante que nunca que todos sigamos las reglas y nos quedemos en casa, protejamos el NHS y salvemos vidas.» Enfatizó el primer ministro.

 

Estas palabras  han causado extrema preocupación, porque el mundo ya empezaba a conseguir las vacunas para la cepa china.

Antes las declaraciones de Johnson, la OMS señala que el principal problema es que al ser más contagiosa, habrá un número mayor de pacientes demandando la asistencia médica y eso terminará sobrecargando los sistemas de salud.

 

«Si la variante es más contagiosa, hay más casos y entonces hay más personas hospitalizadas. Si hay más hospitalizados y los sistemas están sobrecargados se producen más muertes porque los médicos están sobrepasados» justificó en rueda de prensa Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS encargada de la gestión de la pandemia.

Hasta el momento la OMS no ha hallado evidencia científica que la cepa británica sea más mortal y tampoco si realmente agrava los síntomas básicos del coronavirus, además no han podido evaluar con claridad los informes aportados por el Primer ministro.

Tanto Johnson como la OMS aseguran que la vacuna no afecta la efectividad con esta nueva cepa y las dos vacunas aprobadas en Reino Unidos son funcionales.