El partido VOX volvió a ser atacado violentamente por grupos de izquierda

Los violentos descargaron su odio contra el líder del partido VOX, generando destrucción en el hotel donde se quedaba en Ceuta
Continúan las agresiones contra VOX

El partido español VOX fue nuevamente agredido por radicales de izquierda y seguidores del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien es señalado por la tolda verde de actuar como una mafia junto al PSOE y sus aliados.

Esta vez, un grupo de más de 300 extremistas rodearon el hotel en Ceuta donde se hospeda el líder de VOX, Santiago Abascal, quien visitó la ciudad para realizar la noche del lunes una rueda de prensa y manifestación contra la invasión marroquí y exigir más protección en las fronteras.

Sin embargo, Abascal se vio obligado a quedarse dentro de las instalaciones del hotel para proteger su vida, ya que los seguidores de Sánchez amenazaban al opositor y lo insultaban de “racista” o “hijo de puta”.

Se conoció que un grupo trató de ingresar a la fuerza al hotel y destruyó todo a su paso; rompieron las lunas de varios vehículos policiales y destrozaron el mobiliario urbano.

El odio de los manifestantes contra Abascal lo descargaron causando actos de vandalismo en distintas zonas próximas al hotel donde se alojaba,

Mafia organizada

Desde VOX denunciaron que los extremistas comenzaron a llegar una media hora antes de la comparecencia de la tolda verde a la plaza de África, y la policía local no hizo nada para disolver la protesta ilegal, lo que fue criticado por Abascal, ya que los colaboradores de Sánchez sí suspendieron las manifestaciones que él planificó en el marco legal, pero permitía las que se desarrollaron violentamente.

Han impedido de manera fraudulenta nuestra posibilidad de manifestarnos a la vez que han tolerado una manifestación ilegal”, expresó Abascal desde las instalaciones del hotel.

Calificó los hechos violentos como “una operación planificada probablemente por agentes de distintos servicios secretos“.

Para Abascal, la desautorización de sus actividades públicas y los hechos violentos que impidieron los actos que se iban a llevar a cabo, basados de igual forma en el derecho a la libertad de expresión, demuestraría claramente que el gobierno de Sánchez trata de acallar las denuncias de VOX.

No quieren escuchar a los que dicen la verdad hablando de invasión y denunciamos el secuestro de menores”, resaltó.

Heridos y arrestos

Siete agentes, que participaron para tratar de controlar a los violentos, resultaron heridos con piedras, según informaron fuentes oficiales reseñadas en la prensa local.

Y para sorpresa de todo, entre los arrestados había dos personas provenientes de Marruecos que ingresaron ilegalmente a España la semana pasada, según confirmaron fuentes policiales a medios locales.