Régimen chavista mantiene incomunicado en prisión al activista Javier Tarazona

Por Dayana López
Activista venezolano Javier Tarazona está detenido desde el 2 de julio

El activista venezolano de derechos humanos y director de Fundaredes, Javier Tarazona, detenido ilegalmente desde el pasado 2 de julio por enfurecer a la dictadura con la verdad acerca de la actuación de la guerrilla en Venezuela y sus presuntos vínculos con dirigentes del chavismo,  se encuentra enfermo e incomunicado.

La ONG Fundaredes informó a través de su cuenta en Twitter que el crítico del régimen de Nicolás Maduro tiene flebitis en la pierna derecha, un cuadro de hipertensión y diabetes.

De acuerdo con la fuente oficial, el director de la ONG tampoco tiene acceso a un abogado y se le violan todos sus derechos humanos, por lo que Fundaredes pidió a la ONU hacer seguimiento a la situación crítica a la que se enfrenta Tarazona y otros dos detenidos junto con él.

Sin acceso a abogados, sin comunicación con sus familiares, con problemas de salud a tratar, escribió el exparlamentario César Pérez Vivas.

La dictadura se excusó para poner tras las rejas a quien le hacía seguimiento a las denuncias relacionadas a la presencia de los criminales de las FARC en territorio venezolano, además de ofrecer datos del enfrentamiento entre los militares chavistas y estos grupos terroristas, y revelar negociaciones irregulares que, al parecer, realizaban ambos bandos.

Por ello, para acallar la voz independiente y libre, Maduro ordenó su captura y el pasado 2 de julio fue puesto tras las rejas acusándolo de delitos como «incitación al odio, terrorismo y traición a la patria».

TE PODRÍA INTERESAR