Detenidos 12 policías mexicanos vinculados al asesinato de 19 migrantes

Detenidos 12 policías mexicanos vinculados al asesinato de 19 migrantes en la frontera con EEUU

Una docena de policías mexicanos fueron este martes arrestados por su presunta participación en el...
México: 12 policías arrestados por el asesinato de migrantes

Una docena de policías mexicanos fueron este martes arrestados por su presunta participación en el asesinato de 19 personas, entre ellas varios migrantes guatemaltecos. Las autoridades anunciaron que los cuerpos de las víctimas aparecieron baleados y calcinados, cerca de la frontera con Estados Unidos a finales de enero.

Los policías mexicanos enfrentarán los cargos de homicidio, abuso de autoridad y falso testimonio, según indicó el Fiscal General del estado de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, la noche del martes.

El Fiscal Barrios precisó que en este caso se presume que los crímenes fueron cometidos por estos efectivos, entre los que se cuentan varios agentes de un grupo de operaciones especiales. Sin embargo, no explicó sería fue el móvil del crimen.

Baleados y calcinados

Barrios detalló que hallaron los cuerpos en una camioneta calcinada en Camargo, al otro lado del río Bravo frente a Texas. Una zona marcada por las sangrientas guerras territoriales entre los restos del cártel del Golfo y el antiguo cártel de Los Zetas. También se halló otro vehículo quemado en el lugar pero sin cadáveres y con placas del estado de Nuevo León.

Hasta ahora solo han identificado  cuatro de los cuerpos,  de dos ellas se saben que eran migrantes de origen guatemalteco y otros dos eran mexicanos, aparentemente vinculados al tráfico de migrante. Las pruebas genéticas continúan.

La camioneta con placas de Nuevo León fue reclamada en diciembre por uno de los policías mexicanos, señaló Barrios. Instituto Nacional de Migración la había asegurado tras una redada en la que detuvieron a 66 migrantes que se dirigían irregularmente a Estados Unidos.

Agentes de migración vinculados

El gobierno de Guatemala, por su parte, dio a conocer que trabaja de forma coordinada para que se esclarezca este hecho al que calificó de “condenable” y “horrendo”.

El miércoles la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que cesaron a agentes de migración vinculados al caso, sin detallar cuántos son. Señaló que la decisión se debió a “conductas irregulares” y que dio parte al Ministerio Público

“Estas violaciones a los derechos de los migrantes son absolutamente inaceptables. Cualquier denuncia que tengamos en relación de algún personal de migración o de los policías o de cualquier otra instancia de gobierno que viole derechos humanos tenemos que… proceder en consecuencia, no para deslindar responsabilidades, para imputar conductas irregulares y probablemente constitutivas de delito a todos estos funcionarios”, dijo la secretaria.

Más detalles

Se determinó que de los 19 cuerpos, 16 eran de hombre, uno era de una mujer, mientras que el resto estaban tan consumidos por el fuego que no se pudo determinar su género.

El vehículo donde se hallaron los cuerpos tenía 113 disparos. En el lugar apenas hallaron casquillos de bala, por lo que los investigadores inicialmente especularon que el tiroteo podría haber ocurrido en otra parte y que la camioneta fue llevada a la zona donde le prendieron fuego.

Barrios indicó que los sospechosos sabían que los restos podrían delatarlos y que probablemente los recogieron.

Este suceso trae a la memoria de los mexicanos la masacre de 2010, cuando un cártel del narcotráfico cerca de la localidad de San Fernando también en el estado de Tamaulipas, asesinó a 72 migrantes.

Los policías mexicanos locales y estatales han sido señalados por estar generalmente a sueldo de los cárteles. Estas bandas del crimen organizado cobran a los traficantes de migrantes por cruzar sus territorios. Los grupos que no paguen o decidan cruzar con organizaciones rivales, son secuestrados e incluso asesinados.